portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

Nada

Me buscarás en las crianzas
que piden limosna en las calles,
en la sonrisa de la niña indefensa,
en la mirada del niño
sin destino ni horizonte
y en los pechos secos de la madre
que amamanta sin esperanza.

Me buscarás en los arrecifes de coral
nadando entre peces de colores
y en las profundidades de las simas marinas.
Me buscarás en la espesura de los bosques
que cubren la Amazonía,
en las frías estepas,
en la cumbre de los montes,
en los áridos desiertos
y en el estrépito de las aguas que descienden
de Victoria, de Niágara, de Iguazú.
Me buscarás en el corazón de los volcanes,
en la espiral de los huracanes,
en las nubes, en la escarcha,
en la nieve,
en el granizo y en la lluvia.

Me buscarás en el aroma de las flores de lavanda,
en las rosas amarillas, en los nardos,
en los gladiolos blancos, en las camelias,
en el espíritu de las golondrinas,
en el canto de los jilgueros
y en los zarzales.

Me buscarás en la hierba,
en las luciérnagas,
en el rocío de la noche,
en la niebla de la madrugada,
en la luna, en el sol y en las estrellas...
Me buscarás más allá
de lo que tu mirada alcanza...

Pero ya estaré lejos.

Poco a poco, me iré diluyendo
en el aire de mi sueño,
y seré libre, por fin...
lejos de todo, cerca de mí...

Cerca y lejos de... NADA.

NADA

Buscarasme nas crianzas
que piden esmola nas rúas,
no sorriso da nena indefensa,
na mirada do neno
sen destino nin horizonte
e nos peitos secos da nai
que amamanta sen esperanza.

Buscarasme nos farallóns de coral
nadando entre peixes de cores
e nas profundidades das simas mariñas.
Buscarasme na espesura dos bosques
que cobren a Amazonía,
nas frías estepas,
no cume dos montes,
nos áridos desertos
e no estrondo das augas que descenden
de Vitoria, de Niágara, de Iguazú.
Buscarasme no corazón dos volcáns,
na espiral dos furacáns,
nas nubes, na xeada,
na neve,
na sarabia e na chuvia.

Buscarasme no arrecendo
das flores de lavanda,
nas rosas amarelas, nos nardos,
nos gladíolos brancos, nas camelias,
no espírito das anduriñas
no canto dos xílgaros
e nas silveiras.

Buscarasme na herba,
nos vagalumes,
no orballo da noite,
na néboa da madrugada,
no sol, na lúa e nas estrelas...
Buscarasme máis aló
do que a túa mirada alcanza...

Pero xa estarei lonxe.

Pouco a pouco esluireime
no aire do meu sono,
e serei libre, por fin...
lonxe de todo, preto de min...

Preto e lonxe de... NADA.


CONCHA LÓPEZ

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 14-09-2009
Última modificación: 00-00-0000


página personal de CONCHA LÓPEZ


editar deja comentario al poema ver mensajes ver comentarios al poema

regresar









portal de la palabra virtual
















Copyright © 2005-2007 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2005-2007 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.


           visitas únicas