☰ menú
//



La rima y la teoría poética




En la poesía tradicional un poema sin rima equivaldría a un huevo sin sal, pues el uso de dicho elemento literario es el que distingue a los versificadores de los prosistas, y de tal manera, si hablamos en términos coloquiales diremos que es la rima precisamente el condimento, que le da el buen sabor al caldo.

Por rima se entiende la consonancia o la asonancia de las palabras que van al final de cada verso. También se puede definir como la igualdad o repetición de sonidos en dos o más versos. Por favor, no confundir la palabra “verso” con el término “poesía”, pues mientras el primero es una línea que por si sola carece de sentido literario integral, el segundo es una composición formada por varios versos que en conjunto cuentan una historia o contienen una tesis amorosa, épica, filosófica, patriótica, social, de queja, de alegría, etc.

La mayoría de los autores coinciden al señalar que es la “rima” la que aunada a la métrica y a una bien equilibrada acentuación da a los versos musicalidad y ritmo, tornándolos agradables al oído y proporcionándoles por tanto un elemento que los distingue de un conjunto cualquiera de palabras. Un buen prosista está obligado a expresarse con propiedad, con esteticismo del lenguaje pero no a escribir en forma rimada. Una persona que escriba respetando las formas tradicionales de la poesía, y entre ellas las de la rima, nos dejará plenamente convencidos de que estamos ante un poeta.

En todos los idiomas y épocas de la humanidad la rima ha jugado un papel importante en el campo de la literatura. Los juglares hacían uso de ella y así mismo los cantadores de corridos populares. Muchas historias de fama universal se contaron en versos rimados. En la Edad Media proliferaron los trovadores quienes se valían de la versificación rimada para cantar temas amorosos, lo que se repetía en las pastorelas con escenas campestres. Los sirventeses eran poesías de tipo anecdótico o satírico en donde la rima tenía un importante papel. Durante el siglo XV se desarrollaron dos corrientes de poesía culta, la llamada cortesana o de cancionero y la poesía alegórica, y por supuesto, ambas hacían uso de la rima a manera de contagiarla a los escuchas y que éstos la memorizaran. Aquí es importante resaltar que la rima es y seguirá siendo un importante elemento dentro de la nemotécnica, para fijar en la mente de las gentes las letras de las canciones y las de las poesías, lo que sucede también en muchas oraciones religiosas.

En la RIMA CONSONANTE deben coincidir las letras consonantes y las vocales que integran las palabras motivo de dicha figura literaria, pero en la parte final de los vocablos. Ejemplo:

Ojos claros, serenos
ya que así me miráis, miradme al menos.

En la RIMA ASONANTE nada más coinciden las vocales de la terminación de los versos. Ejemplo:

La luz que en un vaso
ardía en el suelo,
Al muro arrojaba
la sombra del lecho
y entre aquella sombra
veíase a intervalos
dibujarse rígida
la forma del cuerpo.






Julio Serrano Castillejos

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 01-01-2006
Última modificación: 00-00-0000


editar deja comentario al poema ver mensajes ver comentarios al poema

regresar




POETA VIRTUAL no persigue ningún fin de lucro. Su objetivo es exclusivamente de carácter cultural y educativo, mediante la difusión de la poesía. Los poemas y cuentos presentados en este portal son propiedad de sus autores o titulares de los mismos.


Copyright © 2017-2022 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2017-2022 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.