portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

AQUELLA TARDE...

Aquella tarde de verano se convirtió en un encuentro fatal y me clavaste un dardo en el corazón, confundiste nuestra amistad con otro sentimiento que no podía darse entre tú y yo, simplemente porque no te amo, sólo te quiero como un amigo, como un hermano, como un ser excepcional pero te equivocaste y no supiste ver la realidad.

Lástima porque vales mucho como ser humano, eres generoso y talentoso, luchador incansable, guerrero en la vida...

No vuelvas a buscarme porque te toparás con mi más profundo desprecio, con mi silente mirada que se clavará en tus entrañas, con mi reclamo mental que llegará a tu cerebro, con mis palabras no vertidas en tus oídos aquel día fatal, escucharás entonces una realidad cruel que te dejará helado para siempre, ya que te diré lo que te hubiera dicho aquel día y que por prudencia y educación no proferí, manejé la situación con valentía y con mucha inteligencia, pero no vuelvas a buscarme, no te acuerdes más de mi, porque ya no existes en mi sendero, eliminé de tajo al más querido de mis amigos, al que mi padre consideró casi otro de sus hijos.

No vuelvas siquiera a acordarte con el pensamiento de la que fuera tu amiga, tu socia en los negocios, la confidente de tus triunfos y fracasos, la amiga incondicional en todo instante y momento, no vuelvas a recordarme.


GÉMINIS

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 25-03-2007
Última modificación: 05-04-2019


editar deja comentario al poema ver mensajes ver comentarios al poema

regresar









portal de la palabra virtual














AQUELLA TARDE...

Aquella tarde de verano se convirtió en un encuentro fatal y me clavaste un dardo en el corazón, confundiste nuestra amistad con otro sentimiento que no podía darse entre tú y yo, simplemente porque no te amo, sólo te quiero como un amigo, como un hermano, como un ser excepcional pero te equivocaste y no supiste ver la realidad.

Lástima porque vales mucho como ser humano, eres generoso y talentoso, luchador incansable, guerrero en la vida...

No vuelvas a buscarme porque te toparás con mi más profundo desprecio, con mi silente mirada que se clavará en tus entrañas, con mi reclamo mental que llegará a tu cerebro, con mis palabras no vertidas en tus oídos aquel día fatal, escucharás entonces una realidad cruel que te dejará helado para siempre, ya que te diré lo que te hubiera dicho aquel día y que por prudencia y educación no proferí, manejé la situación con valentía y con mucha inteligencia, pero no vuelvas a buscarme, no te acuerdes más de mi, porque ya no existes en mi sendero, eliminé de tajo al más querido de mis amigos, al que mi padre consideró casi otro de sus hijos.

No vuelvas siquiera a acordarte con el pensamiento de la que fuera tu amiga, tu socia en los negocios, la confidente de tus triunfos y fracasos, la amiga incondicional en todo instante y momento, no vuelvas a recordarme.


GÉMINIS

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 25-03-2007
Última modificación: 05-04-2019


editar deja comentario al poema ver mensajes ver comentarios al poema

regresar





Copyright © 2005-2007 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2005-2007 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.


           visitas únicas