portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

JACARANDAS

De lado a lado de la calzada hermosas jacarandas daban la bienvenida a los visitantes, sus ramas se entrelazaban y e impedían el paso de los rayos solares, la brisa traía el aroma de las pequeñas florecillas lilas que tapizaban la calzada y que al contemplarlas, alegraban la pupila a tal extremo que el espíritu volaba al Ser Supremo en un arrebato de amor y de contento.

Ricardo y Esther caminaban abrazados sin mediar palabra, casi se escuchaban sus latidos, enamorados, tejiendo mil sueños, mil ilusiones..., ella se desvanece y pega un grito de dolor..., Ricardo pide auxilio a los paseantes y allí mismo, enmedio de la calzada, de las jacarandas y de la alfombra de flores lilas de exquisito aroma, enmedio de natura en todo su esplendor, se escuchó el grito de un bebé..., había nacido una linda nenita, allí mismo escogieron su nombre, le pondrían Jacaranda.


GÉMINIS

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 03-04-2007
Última modificación: 00-00-0000


editar deja comentario al poema ver mensajes ver comentarios al poema

regresar









portal de la palabra virtual














JACARANDAS

De lado a lado de la calzada hermosas jacarandas daban la bienvenida a los visitantes, sus ramas se entrelazaban y e impedían el paso de los rayos solares, la brisa traía el aroma de las pequeñas florecillas lilas que tapizaban la calzada y que al contemplarlas, alegraban la pupila a tal extremo que el espíritu volaba al Ser Supremo en un arrebato de amor y de contento.

Ricardo y Esther caminaban abrazados sin mediar palabra, casi se escuchaban sus latidos, enamorados, tejiendo mil sueños, mil ilusiones..., ella se desvanece y pega un grito de dolor..., Ricardo pide auxilio a los paseantes y allí mismo, enmedio de la calzada, de las jacarandas y de la alfombra de flores lilas de exquisito aroma, enmedio de natura en todo su esplendor, se escuchó el grito de un bebé..., había nacido una linda nenita, allí mismo escogieron su nombre, le pondrían Jacaranda.


GÉMINIS

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 03-04-2007
Última modificación: 00-00-0000


editar deja comentario al poema ver mensajes ver comentarios al poema

regresar





Copyright © 2005-2007 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2005-2007 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.


           visitas únicas