portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

Entrevista al poeta Julio Serrano Castillejos

Entrevistado, poeta
Julio Serrano Castillejos de Tuxtla Gutiérrez Chiapas, México.

Entrevistador, poeta
Rafael Mérida Cruz Lascano, de Guatemala, Guat.

El escritor Don Julio Serrano Castillejos es abogado, profesor universitario y Poeta. Y quizás por eso nos causa un poquito de curiosidad el hecho de que siendo Abogado y donde la literatura es totalmente diferente, haya incursionado en la poética.


-Don Julio, México es un país que ha dado al mundo grandes y muy loados poetas, ¿Cómo incursionó usted en la poesía, siendo que su profesión lo lleva por otro tipo de literatura?

R.- Muy apreciado amigo y poeta Rafael Mérida.

Creo que la poesía es algo que se trae en la sangre. Algunos nacen pintores, otros músicos, hay quienes están dotados para las ciencias y algunos más para la investigación, ya sea filosófica, artística o científica. Un primo hermano de mi abuelo paterno, de nombre Rodulfo Figueroa Esquinca, médico de profesión, es el más ilustre poeta de Chiapas. Posiblemente algún antecedente genético de él traigo en el cuerpo. Casualmente ambos nacimos un 4 de agosto, pero él en el siglo XIX y yo en el siglo XX. Mi citado pariente consanguíneo estudió medicina en la Escuela de dicho ramo en la ciudad de Guatemala y uno de sus más renombrados poemas titulado "Por el arte" está escrito en letras de bronce en las paredes de dicha institución de enseñanza, pues le rinde homenaje al cuerpo de una muerta negándose a practicarle la amputación de un seno -en una clase de disección y no obstante las órdenes de su maestro- al guardar "por la belleza fanatismos de pobre enamorado".
Vea pues, como mi tío abuelo en calidad de médico se inclina hacia la poesía, y éste su servidor y amigo, no obstante ejercer la abogacía, toma por el mismo derrotero. Luego entonces, la poesía es un algo que se trae en el cuerpo y en el alma.

-Leemos a grandes novelista; grandes cuentistas y un sin-numero de escritos literarios, ¿Cree usted que la poesía sea el género de los géneros?

R.- La literatura tiene para todos los gustos y de tal manera ninguna de sus ramas puede ser denominado "el género de los géneros". En lo personal, me atrae la poesía por su plasticidad, por su sentido exquisitamente estético, por la virtud de convertir en pinceladas las palabras y en esculturas la más pura retórica . Escribir en prosa lo hace cualquiera todos los días; sencillamente el abogado al pergeñar un escrito dirigido a un juez, el médico al extender una receta o el ingeniero al formular una petición de materiales a sus proveedores, están haciendo prosa, al igual que el periodista cuando redacta noticias, pero hacer poesía es todo un arte. Valga la comparación, no es lo mismo tocar el timbre de una puerta que obtener sonidos musicales de un piano o de un violín. Muchos creen ser autores de poesías porque escriben prosa dividida en pequeños renglones. No confundir con la prosa poética, la cual tiene sus secretos y no se le da a cualquiera.

-La queja general, y podríamos decir mundial, es que escribir poesía no paga, -¿Se lee menos poesía en la actualidad?


R.- Efectivamente, hecha excepción de casos muy señalados los poetas no viven de su género. Es más, tenemos casos de personajes del servicio diplomático que han vivido indirectamente de la fama de sus poemas, pero no de vender poesías, como el chileno Pablo Neruda que fue embajador de su país en diversas ocasiones, representando a su patria en Asía, Europa y México; el mexicano Amado Nervo, originario de Tepic, Nayarit, también miembro del servicio diplomático en diversas naciones. Es curioso, pero el poeta no escribe para vivir de eso aunque posteriormente sean otros los beneficiarios de innumeras ediciones, las que paradójicamente salen a la luz pública cuando el autor ya no integra el mundo de los vivos. Es más, me atrevo a decir que todos los que escribimos poesía antes ya teníamos asegurada la manutención propia y la de nuestras esposas e hijos.

-Mucho se oye, y algunos, hemos sufrido en carne propia, por escribir sobre alguna situación social, ¿Le produce resquemor escribir sobre la sociedad actual?


R.- Escribir sobre la sociedad actual es un compromiso ineludible para cualquier poeta. La poesía nos presta grandes servicios para tratar temas desde muy diversas ópticas. Generalmente a la poesía se le relaciona con el tema romántico o bucólico, ya sea para cantarle al ser amado o para describir un paisaje. Eso nos aparta un poco de la idea del uso poético para comentar o proponer posturas relativas a la sociedad actual. En lo personal, pienso que la poesía sirve para toda clase de asuntos. En un poema bien escrito se puede invitar a la gente a respetar y cuidar a los elementos de la naturaleza, o bien, se puede mencionar un tema político, económico o de la más profunda problemática social: el hambre, la guerra, la injusticia, el maltrato hacia los niños y las mujeres, etc. Curiosamente, en un portal borraron un poema mío por contener un tema de política internacional. Después caí en cuenta que las reglas del portal indicaban que no se aceptarían temas políticos.

-Quienes navegamos por PLANETA DE ESCRITORES, nos hemos deleitado con su poesía culta, bien cuidada y diversidad de estilos, ¿Cuáles son sus estilos preferidos de escritura?

R.- Rafael, me hace sonrojar el elogio que tan amablemente me dedica. Me agrada escribir poesía clásica y también de toque moderno. Cuando algún soneto me resulta de buena factura -y de ello me entero por los comentarios de los foristas- lo disfruto como si hubiese dado a luz mi esposa otro hijo nuestro. Me pregunta usted cuáles son mis estilos preferidos y le contesto de inmediato: los versos pareados pues se me dan con cierta facilidad sobre todo si los escribo de rima asonante. No sé a que se deba pero en estos casos las figuras poéticas me salen por sí solas, como si alguien me las dictara. No me atrevería a pensar en eso que llaman escritura automática, pero determinados poemas me vienen a la mente con una facilidad verdaderamente asombrosa. Creo que en esto influye mucho la práctica y la lectura constante de otros autores. Todas las mañanas leo en mis libros unos diez poemas de diversos poetas y por la tarde en Internet consulto a los consagrados de todos los tiempos. No tengo preferencias en cuanto a nacionalidades. La poesía es universal y no tiene pasaportes ni visas.


-¿Cómo está la poesía mexicana en comparación con la escrita en otros países latinos?

R.- Todos los países tienen sus altibajos en materia literaria. México ha tenido épocas excelsas y otras de menor importancia. Últimamente mi país dio al mundo -si hablamos de valores poéticos- a ese figurón de nombre Jaime Sabines, traducido a más de doce o quince idiomas, al laureado Octavio Paz quien recibiera el Premio Nóbel de Literatura y a Elías Nandino, autor de poesía sensual y perdurable. Entre los jóvenes tenemos muy destacados casos, como el del chiapaneco, nativo de Ocosingo, Efraín Bartolomé. Entre mis gratos recuerdos tengo el de haber tratado personalmente a Jaime Sabines. No le doy más nombres de importantes poetas mexicanos para no alargar demasiado esta entrevista, pero le puedo asegurar que la poesía mexicana comparada a la escrita en otros países latinos siempre ha ocupado un lugar preponderante. México es un país eminentemente de cultura artística, en la música, en la pintura, en la escultura, en la danza, en el canto y en la literatura goza de una tradición reconocida a través de los siglos.

-En la actualidad han surgido poetas, que con la excusa de libertad y no quererse regir a la Preceptiva Literaria, escriben, sin saber que es lo que están escribiendo… ¿Cuál es su opinión a ese respecto?


R.- Siempre habrá pseudo poetas y tomadores de pelo dados a engañar incautos. Opino que el no respetar las reglas -y este pensamiento le cabe a cualquier ramo del arte- es una postura muy cómoda cuando se carece de talento y de conocimientos culturales. ya sean dogmáticos o prácticos. No me refiero a los casos de excepción. Pablo Picasso al igual que mi compatriota Diego Rivera, antes de pintar sus "monotes" paseó por una etapa clásica. Hay cuadros de Rivera muy similares a los de Goya. Una cosa es escribir con libertad, poesía o lo que usted guste y mande, y otra es incurrir en el libertinaje. Una postura plástica exige escribir palabras que transmitan emociones, bellos sentimientos y sobre todo, que sea comprensible lo que se dice, y para ello, es condición “sine quanon” la de respetar las reglas, o sea, lo que usted llama la Preceptiva Literaria.

- Un poema, cualquiera, quizás se escribe rápido, pero luego viene un largo proceso de corrección, que puede tomar mucho tiempo hasta que el autor esté satisfecho con el resultado. ¿Corrige mucho?

R.- En mis principios corregía con inusitada frecuencia. Ahora regularmente corrijo poco y la prueba de ello está en los foros de literatura de Internet a los cuales pertenezco. Posiblemente tengo por ahí poemas con seis correcciones como así mismo algunos con ninguna, pero como promedio podría hablar cuando mucho de dos o tres correcciones por unidad de trabajo. Me sucede a menudo que mis correcciones obedecen a la conveniencia de suprimir palabras usadas con cierta frecuencia en poemas anteriores, que en puridad no son correcciones sino la conveniencia de darle al todo una unidad de estilo. Pablo Neruda usaba mucho el término "sentina", pues le acomodaba para ciertas metáforas de corte muy fino. Yo también tengo mis vocablos favoritos y los quito hasta donde me es posible para no parecer repetitivo.

-Cuéntenos ahora sobre sus obras y. ¿Cuáles son sus lecturas favoritas?

R.- El mayor número de mis obras están en las hemerotecas pues oficié el periodismo por 20 años escribiendo todos los días. Creo tener más de cinco mil artículos publicados. Aparezco en la Antología de Cuentistas Chiapanecos del escritor César Pineda del Valle. Tengo editado el libro de poemas "De mi lira interior" (91 poemas) y ya está por aparecer mi poemario "Con la piel desnuda" y mis memorias bajo el título "Al filo de mis recuerdos". También tengo la obra jurídica "La Punibilidad en la Teoría del Delito" y más de 33 ensayos publicados en Internet con un promedio de 30 páginas por cada uno.
Las novelas de los autores clásicos, entre las cuales destaca Don Quijote de la Mancha, de Cervantes; la Divina Comedia de Dante y La Ilíada y La Odiesea de Homero. No incluyo los textos jurídicos al entender que la pregunta se refiere a temas literarios. De joven leí mucho a los autores rusos, a los españoles y a los mexicanos. También fueron mis favoritos los fabulistas como Esopo y Samaniego. En mis ya lejanos 10 años de edad me hacía llorar "Corazón, diario de un niño" de Edmundo de Amicis. El inglés Oscar Wilde me impresionó con su cuento "El príncipe feliz" y mi libro de cabecera en la adolescencia era "Las mil y unas noches". De adulto y siendo muy joven me atrajo el estilo filosófico de José Ingenieros en su obra "El hombre mediocre".

-¿Cómo se podría –según su criterio- promover la inquietud por la lectura de Poesía?


R.- Difundiendo lo mejor de los autores consagrados y de los nuevos valores también. El Internet es un medio muy importante para promover dicha inquietud. Lo que usted está haciendo al entrevistarme es una forma de darle cauce a esas inquietudes. Falta también que diversas publicaciones impresas incluyan secciones de literatura en lugar de darle exclusiva importancia al rumor político, a las notas rojas, a los chismes de artistas del espectáculo y a las fiestas de sociedad.

-Como aquí en PLANETA nuestra actividad es por medio de “Foro”… ¿Qué tipo de ética sugiere entre lector y escritor?

R.- Debe darse un trato más directo, posiblemente a través de correos privados a manera de que la opiniones sean honestas entre ambas partes. Demasiado dulce a lo que se opina a veces marea al autor de un poema. El 99% de los foristas se recrea en escribir frases de elogio y es muy difícil encontrar una opinión sincera y constructiva.
Por último, felicito a Rafael Mérida Cruz Lazcano por su bien llevada entrevista y agradezco a Planeta de Escritores el interés alrededor de mi persona. Un abrazo para todos.

Pues bien, Rafael Mérida Cruz Lascano agradece a Don Julio Serrano Castillejos, el habernos concedido esta entrevista y además el plasmarla con su propia pluma, para conocer su imágen de poeta en donde nos trazó, como una breve antología, el como de su lirismo. De esta entrevista, realizada en el mes de mayo de 2008, hemos obtenido una contribución literaria y una visión óptica del hombre mexicano, del catedrático universitario, del Abogado y del poeta.


Cometario
Por Rafael Mérida Cruz-Lascano, autor de la entrevista

En la variedad de escritos, ha habido poemas muy vanguardistas y otros enormemente clásicos. Eso es bueno porque revela en sus obras el desarrollo de su poética, le hemos leído poemas de distintas corrientes y al final nos ha permitido deliberar con un mayor apasionamiento, pero en fin, el nivel es muy plausible.
El mayor valor que advertimos en él y en sus respuestas, que es una persona que tiene una solidez poética muy notable, pero los motivos literarios son muy multifacéticos. Están relacionados con la perspectiva de una poesía unas veces romántica, otra social pero mayormente clásica; De la misma manera éste escritor incursiona en el Ensayo, ya lo podemos leer en “Mi paso por la Unam” , y se deben solamente, a su cultura adquirida y el paso del tiempo.
Yo valoro la literatura de don Julio Serrano Castillejos como clásica, ya que, como es lógico, es un poeta de una dimensión extraordinaria, además es un poeta con largo recorrido dentro de la poesía. Eso lo hace destacar --y muchas veces--, porque el empieza joven, hay que ver en esos largos años las obra tan importante que dejó tan original y tan extraordinaria, además de la propia evolución que él mismo hizo en tan poco espacio de tiempo buscando una lírica muy personal que llegó a conseguir en 1/2 siglo es un poeta muy entero; de hecho, lo que hizo, lo hizo con tanta pasión, que creo que por eso ya es un poeta eterno.
Por Rafael Mérida Cruz-Lascano---------------------------------------



Julio Serrano Castillejos

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 08-06-2008
Última modificación: 08-06-2008


editar deja comentario al poema ver mensajes ver comentarios al poema

regresar









portal de la palabra virtual














Entrevista al poeta Julio Serrano Castillejos

Entrevistado, poeta
Julio Serrano Castillejos de Tuxtla Gutiérrez Chiapas, México.

Entrevistador, poeta
Rafael Mérida Cruz Lascano, de Guatemala, Guat.

El escritor Don Julio Serrano Castillejos es abogado, profesor universitario y Poeta. Y quizás por eso nos causa un poquito de curiosidad el hecho de que siendo Abogado y donde la literatura es totalmente diferente, haya incursionado en la poética.


-Don Julio, México es un país que ha dado al mundo grandes y muy loados poetas, ¿Cómo incursionó usted en la poesía, siendo que su profesión lo lleva por otro tipo de literatura?

R.- Muy apreciado amigo y poeta Rafael Mérida.

Creo que la poesía es algo que se trae en la sangre. Algunos nacen pintores, otros músicos, hay quienes están dotados para las ciencias y algunos más para la investigación, ya sea filosófica, artística o científica. Un primo hermano de mi abuelo paterno, de nombre Rodulfo Figueroa Esquinca, médico de profesión, es el más ilustre poeta de Chiapas. Posiblemente algún antecedente genético de él traigo en el cuerpo. Casualmente ambos nacimos un 4 de agosto, pero él en el siglo XIX y yo en el siglo XX. Mi citado pariente consanguíneo estudió medicina en la Escuela de dicho ramo en la ciudad de Guatemala y uno de sus más renombrados poemas titulado "Por el arte" está escrito en letras de bronce en las paredes de dicha institución de enseñanza, pues le rinde homenaje al cuerpo de una muerta negándose a practicarle la amputación de un seno -en una clase de disección y no obstante las órdenes de su maestro- al guardar "por la belleza fanatismos de pobre enamorado".
Vea pues, como mi tío abuelo en calidad de médico se inclina hacia la poesía, y éste su servidor y amigo, no obstante ejercer la abogacía, toma por el mismo derrotero. Luego entonces, la poesía es un algo que se trae en el cuerpo y en el alma.

-Leemos a grandes novelista; grandes cuentistas y un sin-numero de escritos literarios, ¿Cree usted que la poesía sea el género de los géneros?

R.- La literatura tiene para todos los gustos y de tal manera ninguna de sus ramas puede ser denominado "el género de los géneros". En lo personal, me atrae la poesía por su plasticidad, por su sentido exquisitamente estético, por la virtud de convertir en pinceladas las palabras y en esculturas la más pura retórica . Escribir en prosa lo hace cualquiera todos los días; sencillamente el abogado al pergeñar un escrito dirigido a un juez, el médico al extender una receta o el ingeniero al formular una petición de materiales a sus proveedores, están haciendo prosa, al igual que el periodista cuando redacta noticias, pero hacer poesía es todo un arte. Valga la comparación, no es lo mismo tocar el timbre de una puerta que obtener sonidos musicales de un piano o de un violín. Muchos creen ser autores de poesías porque escriben prosa dividida en pequeños renglones. No confundir con la prosa poética, la cual tiene sus secretos y no se le da a cualquiera.

-La queja general, y podríamos decir mundial, es que escribir poesía no paga, -¿Se lee menos poesía en la actualidad?


R.- Efectivamente, hecha excepción de casos muy señalados los poetas no viven de su género. Es más, tenemos casos de personajes del servicio diplomático que han vivido indirectamente de la fama de sus poemas, pero no de vender poesías, como el chileno Pablo Neruda que fue embajador de su país en diversas ocasiones, representando a su patria en Asía, Europa y México; el mexicano Amado Nervo, originario de Tepic, Nayarit, también miembro del servicio diplomático en diversas naciones. Es curioso, pero el poeta no escribe para vivir de eso aunque posteriormente sean otros los beneficiarios de innumeras ediciones, las que paradójicamente salen a la luz pública cuando el autor ya no integra el mundo de los vivos. Es más, me atrevo a decir que todos los que escribimos poesía antes ya teníamos asegurada la manutención propia y la de nuestras esposas e hijos.

-Mucho se oye, y algunos, hemos sufrido en carne propia, por escribir sobre alguna situación social, ¿Le produce resquemor escribir sobre la sociedad actual?


R.- Escribir sobre la sociedad actual es un compromiso ineludible para cualquier poeta. La poesía nos presta grandes servicios para tratar temas desde muy diversas ópticas. Generalmente a la poesía se le relaciona con el tema romántico o bucólico, ya sea para cantarle al ser amado o para describir un paisaje. Eso nos aparta un poco de la idea del uso poético para comentar o proponer posturas relativas a la sociedad actual. En lo personal, pienso que la poesía sirve para toda clase de asuntos. En un poema bien escrito se puede invitar a la gente a respetar y cuidar a los elementos de la naturaleza, o bien, se puede mencionar un tema político, económico o de la más profunda problemática social: el hambre, la guerra, la injusticia, el maltrato hacia los niños y las mujeres, etc. Curiosamente, en un portal borraron un poema mío por contener un tema de política internacional. Después caí en cuenta que las reglas del portal indicaban que no se aceptarían temas políticos.

-Quienes navegamos por PLANETA DE ESCRITORES, nos hemos deleitado con su poesía culta, bien cuidada y diversidad de estilos, ¿Cuáles son sus estilos preferidos de escritura?

R.- Rafael, me hace sonrojar el elogio que tan amablemente me dedica. Me agrada escribir poesía clásica y también de toque moderno. Cuando algún soneto me resulta de buena factura -y de ello me entero por los comentarios de los foristas- lo disfruto como si hubiese dado a luz mi esposa otro hijo nuestro. Me pregunta usted cuáles son mis estilos preferidos y le contesto de inmediato: los versos pareados pues se me dan con cierta facilidad sobre todo si los escribo de rima asonante. No sé a que se deba pero en estos casos las figuras poéticas me salen por sí solas, como si alguien me las dictara. No me atrevería a pensar en eso que llaman escritura automática, pero determinados poemas me vienen a la mente con una facilidad verdaderamente asombrosa. Creo que en esto influye mucho la práctica y la lectura constante de otros autores. Todas las mañanas leo en mis libros unos diez poemas de diversos poetas y por la tarde en Internet consulto a los consagrados de todos los tiempos. No tengo preferencias en cuanto a nacionalidades. La poesía es universal y no tiene pasaportes ni visas.


-¿Cómo está la poesía mexicana en comparación con la escrita en otros países latinos?

R.- Todos los países tienen sus altibajos en materia literaria. México ha tenido épocas excelsas y otras de menor importancia. Últimamente mi país dio al mundo -si hablamos de valores poéticos- a ese figurón de nombre Jaime Sabines, traducido a más de doce o quince idiomas, al laureado Octavio Paz quien recibiera el Premio Nóbel de Literatura y a Elías Nandino, autor de poesía sensual y perdurable. Entre los jóvenes tenemos muy destacados casos, como el del chiapaneco, nativo de Ocosingo, Efraín Bartolomé. Entre mis gratos recuerdos tengo el de haber tratado personalmente a Jaime Sabines. No le doy más nombres de importantes poetas mexicanos para no alargar demasiado esta entrevista, pero le puedo asegurar que la poesía mexicana comparada a la escrita en otros países latinos siempre ha ocupado un lugar preponderante. México es un país eminentemente de cultura artística, en la música, en la pintura, en la escultura, en la danza, en el canto y en la literatura goza de una tradición reconocida a través de los siglos.

-En la actualidad han surgido poetas, que con la excusa de libertad y no quererse regir a la Preceptiva Literaria, escriben, sin saber que es lo que están escribiendo… ¿Cuál es su opinión a ese respecto?


R.- Siempre habrá pseudo poetas y tomadores de pelo dados a engañar incautos. Opino que el no respetar las reglas -y este pensamiento le cabe a cualquier ramo del arte- es una postura muy cómoda cuando se carece de talento y de conocimientos culturales. ya sean dogmáticos o prácticos. No me refiero a los casos de excepción. Pablo Picasso al igual que mi compatriota Diego Rivera, antes de pintar sus "monotes" paseó por una etapa clásica. Hay cuadros de Rivera muy similares a los de Goya. Una cosa es escribir con libertad, poesía o lo que usted guste y mande, y otra es incurrir en el libertinaje. Una postura plástica exige escribir palabras que transmitan emociones, bellos sentimientos y sobre todo, que sea comprensible lo que se dice, y para ello, es condición “sine quanon” la de respetar las reglas, o sea, lo que usted llama la Preceptiva Literaria.

- Un poema, cualquiera, quizás se escribe rápido, pero luego viene un largo proceso de corrección, que puede tomar mucho tiempo hasta que el autor esté satisfecho con el resultado. ¿Corrige mucho?

R.- En mis principios corregía con inusitada frecuencia. Ahora regularmente corrijo poco y la prueba de ello está en los foros de literatura de Internet a los cuales pertenezco. Posiblemente tengo por ahí poemas con seis correcciones como así mismo algunos con ninguna, pero como promedio podría hablar cuando mucho de dos o tres correcciones por unidad de trabajo. Me sucede a menudo que mis correcciones obedecen a la conveniencia de suprimir palabras usadas con cierta frecuencia en poemas anteriores, que en puridad no son correcciones sino la conveniencia de darle al todo una unidad de estilo. Pablo Neruda usaba mucho el término "sentina", pues le acomodaba para ciertas metáforas de corte muy fino. Yo también tengo mis vocablos favoritos y los quito hasta donde me es posible para no parecer repetitivo.

-Cuéntenos ahora sobre sus obras y. ¿Cuáles son sus lecturas favoritas?

R.- El mayor número de mis obras están en las hemerotecas pues oficié el periodismo por 20 años escribiendo todos los días. Creo tener más de cinco mil artículos publicados. Aparezco en la Antología de Cuentistas Chiapanecos del escritor César Pineda del Valle. Tengo editado el libro de poemas "De mi lira interior" (91 poemas) y ya está por aparecer mi poemario "Con la piel desnuda" y mis memorias bajo el título "Al filo de mis recuerdos". También tengo la obra jurídica "La Punibilidad en la Teoría del Delito" y más de 33 ensayos publicados en Internet con un promedio de 30 páginas por cada uno.
Las novelas de los autores clásicos, entre las cuales destaca Don Quijote de la Mancha, de Cervantes; la Divina Comedia de Dante y La Ilíada y La Odiesea de Homero. No incluyo los textos jurídicos al entender que la pregunta se refiere a temas literarios. De joven leí mucho a los autores rusos, a los españoles y a los mexicanos. También fueron mis favoritos los fabulistas como Esopo y Samaniego. En mis ya lejanos 10 años de edad me hacía llorar "Corazón, diario de un niño" de Edmundo de Amicis. El inglés Oscar Wilde me impresionó con su cuento "El príncipe feliz" y mi libro de cabecera en la adolescencia era "Las mil y unas noches". De adulto y siendo muy joven me atrajo el estilo filosófico de José Ingenieros en su obra "El hombre mediocre".

-¿Cómo se podría –según su criterio- promover la inquietud por la lectura de Poesía?


R.- Difundiendo lo mejor de los autores consagrados y de los nuevos valores también. El Internet es un medio muy importante para promover dicha inquietud. Lo que usted está haciendo al entrevistarme es una forma de darle cauce a esas inquietudes. Falta también que diversas publicaciones impresas incluyan secciones de literatura en lugar de darle exclusiva importancia al rumor político, a las notas rojas, a los chismes de artistas del espectáculo y a las fiestas de sociedad.

-Como aquí en PLANETA nuestra actividad es por medio de “Foro”… ¿Qué tipo de ética sugiere entre lector y escritor?

R.- Debe darse un trato más directo, posiblemente a través de correos privados a manera de que la opiniones sean honestas entre ambas partes. Demasiado dulce a lo que se opina a veces marea al autor de un poema. El 99% de los foristas se recrea en escribir frases de elogio y es muy difícil encontrar una opinión sincera y constructiva.
Por último, felicito a Rafael Mérida Cruz Lazcano por su bien llevada entrevista y agradezco a Planeta de Escritores el interés alrededor de mi persona. Un abrazo para todos.

Pues bien, Rafael Mérida Cruz Lascano agradece a Don Julio Serrano Castillejos, el habernos concedido esta entrevista y además el plasmarla con su propia pluma, para conocer su imágen de poeta en donde nos trazó, como una breve antología, el como de su lirismo. De esta entrevista, realizada en el mes de mayo de 2008, hemos obtenido una contribución literaria y una visión óptica del hombre mexicano, del catedrático universitario, del Abogado y del poeta.


Cometario
Por Rafael Mérida Cruz-Lascano, autor de la entrevista

En la variedad de escritos, ha habido poemas muy vanguardistas y otros enormemente clásicos. Eso es bueno porque revela en sus obras el desarrollo de su poética, le hemos leído poemas de distintas corrientes y al final nos ha permitido deliberar con un mayor apasionamiento, pero en fin, el nivel es muy plausible.
El mayor valor que advertimos en él y en sus respuestas, que es una persona que tiene una solidez poética muy notable, pero los motivos literarios son muy multifacéticos. Están relacionados con la perspectiva de una poesía unas veces romántica, otra social pero mayormente clásica; De la misma manera éste escritor incursiona en el Ensayo, ya lo podemos leer en “Mi paso por la Unam” , y se deben solamente, a su cultura adquirida y el paso del tiempo.
Yo valoro la literatura de don Julio Serrano Castillejos como clásica, ya que, como es lógico, es un poeta de una dimensión extraordinaria, además es un poeta con largo recorrido dentro de la poesía. Eso lo hace destacar --y muchas veces--, porque el empieza joven, hay que ver en esos largos años las obra tan importante que dejó tan original y tan extraordinaria, además de la propia evolución que él mismo hizo en tan poco espacio de tiempo buscando una lírica muy personal que llegó a conseguir en 1/2 siglo es un poeta muy entero; de hecho, lo que hizo, lo hizo con tanta pasión, que creo que por eso ya es un poeta eterno.
Por Rafael Mérida Cruz-Lascano---------------------------------------



Julio Serrano Castillejos

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 08-06-2008
Última modificación: 08-06-2008


editar deja comentario al poema ver mensajes ver comentarios al poema

regresar





Copyright © 2005-2007 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2005-2007 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.


           visitas únicas