portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

LOS SUEÑOS DE ANITA

Antes de compartir este cuento, me permito hacer la aclaracion que fue escrito por una niña bajo mi supervision: yo soy su maestra y ella mi alumna

--------------------------------

Los sueños de Anita

En épocas pasadas, hace muchos años; cuando los españoles tenían dominado un pueblo que tenía otro nombre y distintos gobernantes; en una gran hacienda vivía Anita. Ella era hija de la servidumbre y ayudaba a su mamá con los quehaceres de una cocina.
Anita no sabía leer ni escribir y cuando tenia tiempo le gustaba imaginarse historias, pero su inquietud era escribirlas para formar un libro. Su mayor anhelo era ir a la escuela al igual que muchos niños pero en aquel tiempo solo los hijos de los señores ricos tenían ese derecho de estudiar.
Un día a la hacienda llegó una maestra llamada Lupita; la maestra venia como institutriz de los hijos del patrón así que una tarde se encontró en el aquel gran pasillo a la niña que lloraba en silencio. La maestra Lupita le preguntó el motivo de su tristeza a lo que Anita le contestó con un gran desconsuelo:
--- Lloro porque no puedo ir a la escuela.
--- ¿Y porque no puedes? Le pregunto la maestra.
Anita le dijo que ella no era rica, pues solo era la hija de la cocinera y que su mamá le había dicho que no tenía derecho a ir a estudiar porque eso solo era para los hijos de los patrones y agregó:
---Yo al igual que mis papás creceré formando parte de la servidumbre de esta hacienda.
La maestra al escuchar aquellas palabras le dijo:
---Eso que dices no es verdad Anita, la esclavitud que vivimos actualmente, un día tendrá que cambiar, tarde o temprano pasará de un extremo a otro y llegara el día que el hombre será libre; ven yo te ayudaré a salir adelante.
Pasó el tiempo y de pronto los campesinos y los esclavos levantaron la voz, empezaron a rebelarse. Eran momentos difíciles que predecían el
nacimiento de una nueva nación independiente.
El pueblo estaba cansado de tantas injusticias; mientras tanto Anita y su maestra Lupita aprovechaban cada instante de sus encuentros a escondidas para la enseñanza de las letras.
Y llegó el día en que los hombres se levantaron en armas en contra del mal gobierno, había tanta confusión de ideales que solo los instruidos como Anita tenían claro el futuro del país.
Ella quería un México libre de esclavitud, donde la soberanía, igualdad y justicia fueran los ejes para todos los mexicanos.
Pasó el tiempo, y Anita creció con esos ideales de libertad y un día con sobrantes de tela de color verde, blanco y rojo zurció una bandera.
Muy orgullosa tomó entre sus manos el emblema de la nueva patria uniéndose a las tropas para luchar valientemente por la independencia de México.

Carolina Denisse Osuna Pérez
3er año


Maria*

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 11-07-2009
Última modificación: 00-00-0000


editar deja comentario al poema

regresar









portal de la palabra virtual














LOS SUEÑOS DE ANITA

Antes de compartir este cuento, me permito hacer la aclaracion que fue escrito por una niña bajo mi supervision: yo soy su maestra y ella mi alumna

--------------------------------

Los sueños de Anita

En épocas pasadas, hace muchos años; cuando los españoles tenían dominado un pueblo que tenía otro nombre y distintos gobernantes; en una gran hacienda vivía Anita. Ella era hija de la servidumbre y ayudaba a su mamá con los quehaceres de una cocina.
Anita no sabía leer ni escribir y cuando tenia tiempo le gustaba imaginarse historias, pero su inquietud era escribirlas para formar un libro. Su mayor anhelo era ir a la escuela al igual que muchos niños pero en aquel tiempo solo los hijos de los señores ricos tenían ese derecho de estudiar.
Un día a la hacienda llegó una maestra llamada Lupita; la maestra venia como institutriz de los hijos del patrón así que una tarde se encontró en el aquel gran pasillo a la niña que lloraba en silencio. La maestra Lupita le preguntó el motivo de su tristeza a lo que Anita le contestó con un gran desconsuelo:
--- Lloro porque no puedo ir a la escuela.
--- ¿Y porque no puedes? Le pregunto la maestra.
Anita le dijo que ella no era rica, pues solo era la hija de la cocinera y que su mamá le había dicho que no tenía derecho a ir a estudiar porque eso solo era para los hijos de los patrones y agregó:
---Yo al igual que mis papás creceré formando parte de la servidumbre de esta hacienda.
La maestra al escuchar aquellas palabras le dijo:
---Eso que dices no es verdad Anita, la esclavitud que vivimos actualmente, un día tendrá que cambiar, tarde o temprano pasará de un extremo a otro y llegara el día que el hombre será libre; ven yo te ayudaré a salir adelante.
Pasó el tiempo y de pronto los campesinos y los esclavos levantaron la voz, empezaron a rebelarse. Eran momentos difíciles que predecían el
nacimiento de una nueva nación independiente.
El pueblo estaba cansado de tantas injusticias; mientras tanto Anita y su maestra Lupita aprovechaban cada instante de sus encuentros a escondidas para la enseñanza de las letras.
Y llegó el día en que los hombres se levantaron en armas en contra del mal gobierno, había tanta confusión de ideales que solo los instruidos como Anita tenían claro el futuro del país.
Ella quería un México libre de esclavitud, donde la soberanía, igualdad y justicia fueran los ejes para todos los mexicanos.
Pasó el tiempo, y Anita creció con esos ideales de libertad y un día con sobrantes de tela de color verde, blanco y rojo zurció una bandera.
Muy orgullosa tomó entre sus manos el emblema de la nueva patria uniéndose a las tropas para luchar valientemente por la independencia de México.

Carolina Denisse Osuna Pérez
3er año


Maria*

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 11-07-2009
Última modificación: 00-00-0000


editar deja comentario al poema

regresar





Copyright © 2005-2007 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2005-2007 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.


           visitas únicas