☰ men
//



AMBICIN

Despus de lo ocurrido, trat de serenarse. Su aspecto era extrao y un ligero sudor perlaba su frente, mientras leves estremecimientos de fiebre recorran su cuerpo, hacindola respirar con dificultad.

Esther estaba aterrada. Haba cometido un crimen pero la alentaba la recompensa que recibira... Aspirando profundamente varias veces guard la escuadra calibre 25 en su cartera y procedi a cambiarse de ropa. De una bolsa de lona, tom una peluca de cabellos negros, un vestido de lana verde esmeralda, zapatillas caf oscuro al igual que una cartera de piel, unos lentes de micas grises y guantes de piel tambin de color caf. Guard el vestuario anterior en la bolsa de lona. Fue al espejo de la recmara, se acomod los cabellos, luca preciosa, sac unos cosmticos e hizo algunos cambios en su maquillaje. Fue al recibidor donde yaca Ricardo en el suelo, de uno de los bolsillos de su saco extrajo un billete, le dio un beso en la mejilla y salio de la habitacin no sin antes poner el botn de seguridad...

La noche anterior Ricardo le coment por telfono que se haba sacado el gordo, el premio mayor de la lotera nacional y quera festejarlo con ella y que lo acompaase a cobrar la impresionante suma de tres millones de pesos. Al colgar el auricular, Esther urdi su plan. La ambicin se haba apoderado de ella...

Lleg a la hora convenida al Hotel Principal, se dirigi a la suite 333 por las escaleras. Al abrir Ricardo la puerta, su sonrisa era espectacular, tom a Esther en sus brazos y la introdujo a la habitacin, estaba eufrico!, la abraz fuertemente, la bes como un loco y llor de alegra. Despus de calmarse, pasaron al recibidor, le mostr el billete 47333, luego guardo el billete en su saco. Al colocarse de espaldas a ella para servir unas copas y brindar, Esther abri su bolso de mano y ..., dispar contra l tres veces, no se escuch ningn ruido, la escuadra tena silenciador.

Esther contaba con suficiente tiempo para cobrar el premio y salir de la ciudad. El Hotel Principal inmenso y concurrido ayudaba a sus planes, ms en la poca decembrina cuando se celebran tantas comidas y eventos de fin de ao.

Recogi su auto, coloc la bolsa de lona en la cajuela y se dirigi al edificio de la Lotera Nacional; ya tena su pasaje a Madrid y contaba con el tiempo suficiente para que le diesen su cheque y salir del pas con toda tranquilidad.

Le extendi el billete a un joven que estaba en una ventanilla. ste lo tom y lo confront con el listado y se lo devolvi de inmediato, dicindole que no tena ningn premio. Ella comenz a ponerse nerviosa y se dirig a otra ventanilla, en donde le volvieron a decir lo mismo. Finalmente se dirigi a la Gerencia, la hicieron pasar con el gerente quien muy amablemente le pidi el billete, lo confront con la lista y la respuesta fue la misma pero agreg unas palabras que la dejaron atnita y aterrada: Creo seorita que le jugaron una broma muy pesada, recuerde usted que hoy, hoy es el da de los SANTOS INOCENTES!, es 28 de diciembre.


GMINIS

Copyright Todos los derechos reservados.

Publicado el: 15-12-2002
ltima modificacin: 27-12-2002


editar deja comentario al poema

regresar






Copyright 2021-2024 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2021-2024 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.