portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

Dama de oro

Difícil historia contare, hace unos días llego una linda mujer que pasaba de los 70 años, que me miro con ojos llenos de lagrimas, manos temblorosas, ropa roída pero limpia.
- No tengo a donde ir, no lo recuerdo-
Fue conducida a mi oficina quizas por algún ángel, en fin llegó, sin recordar domicilio ni número telefónico de alguno de sus hijos( 24 menciono).
Venia del interior de la republica, casada en primeras nupcias a los 13 años con un hombre de 40, casada es un decir , mejor dicha vendida por unos cuantos costales de granos de trigo y maíz y una vaca.
La llevaron de su pequeño mundo a la gran Ciudad de México, cosa esplendorosa!!!...
Vivió durante largos años en cuartillos de vecindad de 4x4 mts., se lleno de hijos, su marido la golpeaba y ante esto no sabía, no podía hacer nada se lo guardo.
Sus desventuras continuaron hasta que la muerte se lo llevo.Pero sin dejarle nada,solo hijos y deudas.
Hizo lo que muchas mujeres solas y con hijos, busco ayuda en la Iglesia y un Internado de monjas para niños sin padres le ayudo.Ella se dedico a trabajar como domestica, crecieron sus hijos y ella creció también con el alma y el cuerpo fracturado.
Creyó encontrar el amor y formo una nueva familia, más hijos llegarón y tristemente más abusos.
Hoy ya esta sola , no recuerda como pero sola, de su pasado solo destellos, las lagunas del olvido insipientes recuerdos de dolor la llenan.
No sabe leer, ni escribir y esta sola ya que sus hijos le reclaman su abandono.
¿ Qué hacer ?
¿ Cómo actuar ante tanta falta de amor ?
Es una linda mujer, enferma y limitada, no se atreve a pedir ni a dar, no escucha, solo trata de sobrevivir su historia.
La escuche,la acaricie con palabras, pero no quiso saber ni sentir.
Lloro hasta dormir, al despertar fue otra más lucida se marcho sin decir nada y hasta hoy no se que le ocurrió.
De algo estoy segura yo le di mi amor , la escuche y espero que sus fracturas en un poquito sean sanadas con otros que tengan lo que hoy recuerdo le di.
¡ Un poco de tiempo !


Cinnerea

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 24-05-2003
Última modificación: 29-06-2003


editar deja comentario al poema

regresar









portal de la palabra virtual














Dama de oro

Difícil historia contare, hace unos días llego una linda mujer que pasaba de los 70 años, que me miro con ojos llenos de lagrimas, manos temblorosas, ropa roída pero limpia.
- No tengo a donde ir, no lo recuerdo-
Fue conducida a mi oficina quizas por algún ángel, en fin llegó, sin recordar domicilio ni número telefónico de alguno de sus hijos( 24 menciono).
Venia del interior de la republica, casada en primeras nupcias a los 13 años con un hombre de 40, casada es un decir , mejor dicha vendida por unos cuantos costales de granos de trigo y maíz y una vaca.
La llevaron de su pequeño mundo a la gran Ciudad de México, cosa esplendorosa!!!...
Vivió durante largos años en cuartillos de vecindad de 4x4 mts., se lleno de hijos, su marido la golpeaba y ante esto no sabía, no podía hacer nada se lo guardo.
Sus desventuras continuaron hasta que la muerte se lo llevo.Pero sin dejarle nada,solo hijos y deudas.
Hizo lo que muchas mujeres solas y con hijos, busco ayuda en la Iglesia y un Internado de monjas para niños sin padres le ayudo.Ella se dedico a trabajar como domestica, crecieron sus hijos y ella creció también con el alma y el cuerpo fracturado.
Creyó encontrar el amor y formo una nueva familia, más hijos llegarón y tristemente más abusos.
Hoy ya esta sola , no recuerda como pero sola, de su pasado solo destellos, las lagunas del olvido insipientes recuerdos de dolor la llenan.
No sabe leer, ni escribir y esta sola ya que sus hijos le reclaman su abandono.
¿ Qué hacer ?
¿ Cómo actuar ante tanta falta de amor ?
Es una linda mujer, enferma y limitada, no se atreve a pedir ni a dar, no escucha, solo trata de sobrevivir su historia.
La escuche,la acaricie con palabras, pero no quiso saber ni sentir.
Lloro hasta dormir, al despertar fue otra más lucida se marcho sin decir nada y hasta hoy no se que le ocurrió.
De algo estoy segura yo le di mi amor , la escuche y espero que sus fracturas en un poquito sean sanadas con otros que tengan lo que hoy recuerdo le di.
¡ Un poco de tiempo !


Cinnerea

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 24-05-2003
Última modificación: 29-06-2003


editar deja comentario al poema

regresar





Copyright © 2005-2007 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2005-2007 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.


           visitas únicas