☰ menú
//



Pietra di Follia

(Aclarando antes, las frases en otro idioma se encuentran traducidas al final)

          Como es costumbre del Dr. Gian Biscotti, con el primer rayo de sol en la mañana, salió a caminar por la ciudad en donde se encuentra. La semana del 25 de noviembre un grupo de conferencistas fue invitado a dar unas pláticas en Cancún por lo que el paseo del doctor será por la playa, recorriéndola de un extremo a otro. Comenzaba a clarear el cielo, en su mente solo se encontraban las palabras de la historia que su nonna le contaba de aquella piedra. Todos hemos escuchado hablar de una piedra en particular que hemos tenido en nuestras manos pero que nadie hemos tocado, que se encuentra en un parque que todos hemos visitado pero nadie sabe en donde se encuentra ni hemos visitado. El presentimiento de que la historia que la nonna tanto le contó fuese verdadera lo invadía, caminando con la mente distante y un gesto de incertidumbre que hacía que la gente le viese como un ser extraño.

          La nonna contaba siempre que podía la leyenda de la piedra que a su vez su nonna le contaba cada noche antes de irse a acostar. Todos en el pueblo cerca de Modena contaban que el abuelo de uno de los habitantes llegó a conocer los secretos de la piedra, contaban que quien la tuviese en sus manos podría tener la respuesta a todas las interrogantes al igual que todos sus sueños se hacen realidad, pero nada como es de esperarse es gratis en esta vida por cada respuesta que recibe la persona es un día menos de vida y por cada sueño realizado se pierde a un ser querido. Muchos de los habitantes del pueblo dudaban de la historia por la manera en que dicha familia seguía viviendo, los demás habitantes creían ciegamente en la veracidad de la historia por la manera en que muchos de los parientes que vivieron en esa época murieron o desaparecieron de manera misteriosa. La historia poco a poco se fue expandiendo por toda Italia, luego por Europa, hasta llegar a recorrer todo el globo terráqueo, despertando en todos la curiosidad por saber si ese parque del que todos hablan se encuentra cerca de donde ellos se encuentran para poder realizar sus sueños.

          Sus pasos llevaban un ritmo pausado, como si cada grano de arena le contase una historia que ansía por escuchar. Al llegar a un punto donde el mar cubre en casi su totalidad a la playa tropezó con lo que creyó ser el mas pequeño de los granos ahí. Agachó la mirada para analizar el fragmento con el que su pie interrumpió su andar, quitó la arena alrededor de ese grano, limpió con cuidado ese sitio, escarbando con cuidado para no perderlo de vista. Ese pequeño grano fue transformándose lentamente en una piedra que a su vez se transformaba en una esfera transparente. Al levantarla notó que ya no estaba en la playa sino en un parque en donde la poca luz que hay se cuela entre las ramas de los pinos. Al verse en ese lugar, preguntó que hacía ahí parado y una luz cegadora salió de la esfera, al abrir los ojos su interrogante había sido contestada. La misma esfera le llevó hasta ese lugar en donde ni el tiempo ni la vida existen, donde uno puede encontrar todo aquello que ha perdido y la calma que muchos necesitan para pensar. Muchas preguntas vinieron entonces a la mente de Gian pero no quiso formular ninguna.

          En el parque donde sus pasos no rompían con el sonido del silencio caminó con la esfera en la mano hasta una banca de cristales rotos de la cual emanaba cierto ruido que le recordó a algo que alguna vez le escuchó decir a su nonno, un sencillo vai vedrai follia del uomo que en su momento pareció no tener sentido lo tuvo al ver que el cielo y el suelo no eran diferentes entre si, las aves volaban en el suelo y él a su vez caminaba por las nubes. Cansado por tantas inesperadas visiones dispuso a descansar en la banca. Al cerrar los ojos pudo recordar la última conferencia que ofreció, cinco años atrás, a la cual su nonno asistió y la pregunta que nunca pudo contestar. Sencillo era explicar la formación de una nube desde la condensación del agua, pero el rostro cansado del nonno borró de su memoria la científica respuesta a la interrogante de uno de los presentes. Esa noche fue inolvidable para él ya que al llegar a casa recibió la noticia de que su nonna había muerto en el mismo instante en que su figlia nació. Al verla percibió el parecido de su pequeña recién nacida con unas fotos que una vez su nonno le enseñó de la niñez en ese pequeño pueblo en donde ambos aparecían en brazos de sus respectivos genitori.

          Súbitamente abrió los ojos dejando caer la esfera, la sensación de que algo no estaba del todo bien por lo ocurrido en el parque se había vuelto insoportable. Notó que alguien se acercaba hasta donde estaba acostado en la arena, esa persona que se aproximaba hasta su lado se le hacía conocida pero no recordaba haberle visto antes.
          - “Non lasci mai vanno dei vostri sogni, poichè verranno un giorno allineare.” Le dijo esa persona.
          - “Perchè? Chi sono voi?” Preguntó el doctor.
          - “Soltanto conoscete chi sono e soltanto potete conoscere chi realmente è.” Dijo al dar media vuelta e irse.
          - “¿A qué te refieres con que solo yo se quien eres y quien es ella? ¡Contéstame!” Dijo desesperado al verle irse

          Millones de preguntas vinieron a su mente y con cada una de ellas la esfera que aún se encontraba cerca de él brillaba aún más. Las respuestas llegaron a él poco a poco, esa persona que llegó hasta su lado, como salido de una fotografía de la boda de la nonna y su nonno le hizo ver que bisabuelo murió el día en que él nació, que la nonna es su figlia y que cada uno de los miembros de la familia de aquel que por primera vez tuvo la esfera en sus manos es y ha sido alguna de las ramas en el árbol genealógico familiar, y que él mismo fue el que tuvo en sus manos siglos atrás la esfera, maldiciendo eternamente a la familia Biscotti.

          Al ver a su padre en un estado de asombro y con una sonrisa nunca antes imaginada en el rostro del mismo, la pequeña Michela corrió hasta él, lo abrazó y tan solo pudo murmurar con la esfera en la mano, en el parque donde todas las preguntas surgieron un sencillo “vai vedrai che un sorriso nasconde spesso un gran′ dolore”.

Chi sono voi? - ¿Quién eres?
figlio - hijo
figlia - hija
genitori - padres
Non lasci mai vanno dei vostri sogni, poichè verranno un giorno allineare.- Nunca dejes ir tus sueños, porque estos algún día se harán realidad.
nonno - abuelo
nonna - abuela
perchè? - ¿Por qué?
pietra di follia - Piedra de la locura
Soltanto conoscete chi sono e soltanto potete conoscere chi realmente è. – Solo tu sabes quien soy y solo tu sabrás quien es ella en realidad.
vai vedrai che un sorriso nasconde spesso un gran dolore - Ve y veras que una sonrisa esconde un gran dolor.
vai vedrai follia del uomo - ve y veras la locura del hombre


Mars

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 21-06-2003
Última modificación: 16-07-2003


editar deja comentario al poema

regresar




POETA VIRTUAL no persigue ningún fin de lucro. Su objetivo es exclusivamente de carácter cultural y educativo, mediante la difusión de la poesía. Los poemas y cuentos presentados en este portal son propiedad de sus autores o titulares de los mismos.


Copyright © 2017-2022 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2017-2022 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.