portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

Noche tormentosa

En este mes de septiembre siempre llueve a cántaros.A pesar de que llovió por la mañana y un rato por la tarde,ahora que entró la noche mas temprano que de costumbre nuevamente arreció la lluvia,como si el cielo hubiera juntado el agua de los meses de sequía para soltarla el día de hoy.Uno tras otro se suceden los relámpagos y truenos,pareciera que todas las nubes estuvieran chocando entre sí;por fortuna se ven y se oyen distantes.
Que hacer en una noche asi?,salir por supuesto está descartado,la televisión me aburre,pues me parece como si fuera un monólogo de la pared.Se me antoja que en esta soledad,viajar en las páginas de un libro es buena compañía.
Me acomodo en el sillón,bajo una buena luz a mi espalda y a mi lado una taza de café y una copa de cogñac,me adentro en una trama que de principio parece interesante.Con sus actitudes se van perfilando los protagonistas y la descripción del lugar donde se desarrolla la historia me hace conocer con la imaginación lugares por los que nunca he ido.
Ya pasa de la medianoche y embebido en la lectura ,con tres copas de cogñac,las horas se me han pasado sin sentir:de pronto me sorprende el ruido de una ventana que se abre impulsada por el viento y el agua se introduce como un chubasco entre la sala.Dejo mi comodidad y acudo a cerrar nuevamente la ventana,en eso,alguien toca a la puerta con insistencia:quien será a estas horas?,no espero visitas y con este tiempo, menos todavía.
A mi pregunta de ¿quién es?,me responde una voz femenina que no reconozco,por favor abra,se lo suplico.Me asomo por la mirilla y veo a una joven que luce angustiada y sobre todo completamente mojada.
Pase usted, le digo haciendome a un lado al abrir la puerta,pase,en que le puedo servir?
-Discúlpeme por favor por tocar a esta hora,pero es que la noche está terrible,mi auto se descompuso bruscamente,seguramente con el agua se mojó algún cable y me vine caminando pero no hay ningún lugar abierto y como ví luz en su casa me atreví a tocar,por favor permitame entrar, solo mientras pasa la lluvia porque no quiero estar sola en mi auto con este tiempo.
-Adelante,pase usted por favor ,viene usted empapada,espero que no le haga daño,¿porque no se da usted un buen baño de agua caliente?,aunque no tengo ropa apropiada,puedo ofrecerle una pijama y una bata mientras su ropa se seca,espero que me tenga confianza y que la acepte,mientras le prepararé un buen café y si gusta, además una copa de brandy o cogñac,con lo cual quedará como nueva.
-Muchas gracias,dada la situación se lo agradezco y lo acepto.
El vestido rojo que traía, totalmente mojado y pegado a su cuerpo ,contrastaba con su cabello rubio y resaltaba su figura curvilínea,era una mujer realmente preciosa.
Después de salir del baño,aún con mi bata que le quedaba holgada,resaltaban las formas de su cuerpo;su pelo caía naturalmente sobre sus hombros y enmarcaba un rostro de verdad hermoso,sus cejas bien delineadas y sus grandes pestañas hacían mas cautivadores sus grandes ojos verdes,una nariz pequeña,recta y afilada y una boca aun mas pequeña de labios carnosos y rojos me tenían prácticamente hipnotizado.Se recostó en el sofá como si fuera una diosa del Olimpo y me absorbió por completo con el timbre de su voz.No supe de que hablamos,estaba como en otro mundo,atrapado por completo en esta criatura celestial.
Se levantó de improviso,alejó la copa de mis manos,me miró muy cerca y no pude mas,cerrando los ojos me prendí a sus labios y supe entonces... que de verdad existe el paraíso.Por un momento sentí ásperos sus labios y al abrir los ojos había desaparecido,una pequeña ranita estaba postrada sobre mi hombro,quise alcanzarla con la mano pero dando pequeños saltos se escapó por la ventana que estaba entreabierta.Sobre mis piernas estaba abierto el libro en el segundo capítulo.
Mi bata estaba sobre el sofá,pero no había ni rastros de la mujer
Me asomé por la ventana,había amanecido,el cielo estaba despejado y algunas persona empezaban a transitar por las calles.Había soñado?..habría quizá besado a una princesa que se convirtió con mi beso en una rana?...o habría besado entre sueños a esa pequeña ranita que tal vez se coló con el chubasco que entró por la ventana?...Miré hacia la calle y a escasas dos cuadras de mi casa,una mujer rubia con un vestido rojo subía a un auto y enfilaba hacia la carretera.
Que paso?...no lo sé ,lo único cierto es que la botella de cognac estaba casí vacía
y mi cabeza.... empezaba a doler de verdad.


Gatica

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 08-10-2002
Última modificación: 00-00-0000


editar deja comentario al poema

regresar









portal de la palabra virtual














Noche tormentosa

En este mes de septiembre siempre llueve a cántaros.A pesar de que llovió por la mañana y un rato por la tarde,ahora que entró la noche mas temprano que de costumbre nuevamente arreció la lluvia,como si el cielo hubiera juntado el agua de los meses de sequía para soltarla el día de hoy.Uno tras otro se suceden los relámpagos y truenos,pareciera que todas las nubes estuvieran chocando entre sí;por fortuna se ven y se oyen distantes.
Que hacer en una noche asi?,salir por supuesto está descartado,la televisión me aburre,pues me parece como si fuera un monólogo de la pared.Se me antoja que en esta soledad,viajar en las páginas de un libro es buena compañía.
Me acomodo en el sillón,bajo una buena luz a mi espalda y a mi lado una taza de café y una copa de cogñac,me adentro en una trama que de principio parece interesante.Con sus actitudes se van perfilando los protagonistas y la descripción del lugar donde se desarrolla la historia me hace conocer con la imaginación lugares por los que nunca he ido.
Ya pasa de la medianoche y embebido en la lectura ,con tres copas de cogñac,las horas se me han pasado sin sentir:de pronto me sorprende el ruido de una ventana que se abre impulsada por el viento y el agua se introduce como un chubasco entre la sala.Dejo mi comodidad y acudo a cerrar nuevamente la ventana,en eso,alguien toca a la puerta con insistencia:quien será a estas horas?,no espero visitas y con este tiempo, menos todavía.
A mi pregunta de ¿quién es?,me responde una voz femenina que no reconozco,por favor abra,se lo suplico.Me asomo por la mirilla y veo a una joven que luce angustiada y sobre todo completamente mojada.
Pase usted, le digo haciendome a un lado al abrir la puerta,pase,en que le puedo servir?
-Discúlpeme por favor por tocar a esta hora,pero es que la noche está terrible,mi auto se descompuso bruscamente,seguramente con el agua se mojó algún cable y me vine caminando pero no hay ningún lugar abierto y como ví luz en su casa me atreví a tocar,por favor permitame entrar, solo mientras pasa la lluvia porque no quiero estar sola en mi auto con este tiempo.
-Adelante,pase usted por favor ,viene usted empapada,espero que no le haga daño,¿porque no se da usted un buen baño de agua caliente?,aunque no tengo ropa apropiada,puedo ofrecerle una pijama y una bata mientras su ropa se seca,espero que me tenga confianza y que la acepte,mientras le prepararé un buen café y si gusta, además una copa de brandy o cogñac,con lo cual quedará como nueva.
-Muchas gracias,dada la situación se lo agradezco y lo acepto.
El vestido rojo que traía, totalmente mojado y pegado a su cuerpo ,contrastaba con su cabello rubio y resaltaba su figura curvilínea,era una mujer realmente preciosa.
Después de salir del baño,aún con mi bata que le quedaba holgada,resaltaban las formas de su cuerpo;su pelo caía naturalmente sobre sus hombros y enmarcaba un rostro de verdad hermoso,sus cejas bien delineadas y sus grandes pestañas hacían mas cautivadores sus grandes ojos verdes,una nariz pequeña,recta y afilada y una boca aun mas pequeña de labios carnosos y rojos me tenían prácticamente hipnotizado.Se recostó en el sofá como si fuera una diosa del Olimpo y me absorbió por completo con el timbre de su voz.No supe de que hablamos,estaba como en otro mundo,atrapado por completo en esta criatura celestial.
Se levantó de improviso,alejó la copa de mis manos,me miró muy cerca y no pude mas,cerrando los ojos me prendí a sus labios y supe entonces... que de verdad existe el paraíso.Por un momento sentí ásperos sus labios y al abrir los ojos había desaparecido,una pequeña ranita estaba postrada sobre mi hombro,quise alcanzarla con la mano pero dando pequeños saltos se escapó por la ventana que estaba entreabierta.Sobre mis piernas estaba abierto el libro en el segundo capítulo.
Mi bata estaba sobre el sofá,pero no había ni rastros de la mujer
Me asomé por la ventana,había amanecido,el cielo estaba despejado y algunas persona empezaban a transitar por las calles.Había soñado?..habría quizá besado a una princesa que se convirtió con mi beso en una rana?...o habría besado entre sueños a esa pequeña ranita que tal vez se coló con el chubasco que entró por la ventana?...Miré hacia la calle y a escasas dos cuadras de mi casa,una mujer rubia con un vestido rojo subía a un auto y enfilaba hacia la carretera.
Que paso?...no lo sé ,lo único cierto es que la botella de cognac estaba casí vacía
y mi cabeza.... empezaba a doler de verdad.


Gatica

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 08-10-2002
Última modificación: 00-00-0000


editar deja comentario al poema

regresar





Copyright © 2005-2007 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2005-2007 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.


           visitas únicas