portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

El Gran Paso

LLega un momento, en el paso por la Tierra, donde aparentemente "morimos". Abandonamos nuestro cuerpo -el vehiculo con el cual nos ha permitido desplazarnos -, culminada toda una serie de experiencias y vivencias concebidas de antemano.

En esta escuela los más "trabajadores" logran ascender en su evolución.
No todos consiguen lo mismo.

A cada uno le llega su momento, ni antes, ni despues. Por lo que no debemos censurar, ni vanagloriarnos, si nuestra evolución es mayor.

Todo en el Universo lleva su ritmo y cada uno se va ajustando, según lo demande su evolución y su destino.

No debemos temerle a la "muerte". No es más que una vieja conocida, que nos visita en incontables vidas.
La vida es indestructible, simplemente es cambiante en sus manifestaciones.

Desencarnamos para volver a encarnar. Sólo hay separación en nuestra mente. Ésta separación ilusoria, unicamente existe porque nuestros ojos fisicos no pueden percibir la otra dimensión.

Es la Eterna Rueda de la Vida; incansable durante incontables vidad, mientras no llegue el momento de la Iluminación y alta evolución.

Es entonces, cuando ya saldado nuestro Karma obtamos por servir de guias, ayudando a los que todavia están cumpliendo el aprendizaje en la Tierra, u otros planetas sirviendo al Plan Divino en cualquiera de sus manifestaciones.

Si somos conscientes de ello, el transito de una vida a otra será apacible; sin apegos, sabedores y esperanzados de alcanzar la Luz y la Paz tan deseada, que nos aguarda al otro lado de la "puerta".


mabel

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 08-10-2003
Última modificación: 00-00-0000


editar deja comentario al poema

regresar









portal de la palabra virtual














El Gran Paso

LLega un momento, en el paso por la Tierra, donde aparentemente "morimos". Abandonamos nuestro cuerpo -el vehiculo con el cual nos ha permitido desplazarnos -, culminada toda una serie de experiencias y vivencias concebidas de antemano.

En esta escuela los más "trabajadores" logran ascender en su evolución.
No todos consiguen lo mismo.

A cada uno le llega su momento, ni antes, ni despues. Por lo que no debemos censurar, ni vanagloriarnos, si nuestra evolución es mayor.

Todo en el Universo lleva su ritmo y cada uno se va ajustando, según lo demande su evolución y su destino.

No debemos temerle a la "muerte". No es más que una vieja conocida, que nos visita en incontables vidas.
La vida es indestructible, simplemente es cambiante en sus manifestaciones.

Desencarnamos para volver a encarnar. Sólo hay separación en nuestra mente. Ésta separación ilusoria, unicamente existe porque nuestros ojos fisicos no pueden percibir la otra dimensión.

Es la Eterna Rueda de la Vida; incansable durante incontables vidad, mientras no llegue el momento de la Iluminación y alta evolución.

Es entonces, cuando ya saldado nuestro Karma obtamos por servir de guias, ayudando a los que todavia están cumpliendo el aprendizaje en la Tierra, u otros planetas sirviendo al Plan Divino en cualquiera de sus manifestaciones.

Si somos conscientes de ello, el transito de una vida a otra será apacible; sin apegos, sabedores y esperanzados de alcanzar la Luz y la Paz tan deseada, que nos aguarda al otro lado de la "puerta".


mabel

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 08-10-2003
Última modificación: 00-00-0000


editar deja comentario al poema

regresar





Copyright © 2005-2007 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2005-2007 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.


           visitas únicas