☰ menú
//



Déjame que te cuente amigo.1

Me dije: ¡Basta!

necesitaba decir ¡basta!

fue lo que hice y salí corriendo.

necesitaba romper

la prisión de barrotes invisibles

que me tenían presa,

que yo no veía

pero que se dejaban notar.


Necesitaba respirar aire puro,

que mis ojos se llenaran

del verde de la montaña,

sentir profundamente la paz de la naturaleza,

y percibir los aromas de la vida.


Y decidí buscar eso que me pedía el alma…..

busque hasta encontrar el sendero

que me invitaba a caminar por él,

más a medida que lo hacía,

y la ansiedad iba desapareciendo,

ví que el verde que yo buscaba,

se tornaba negro de madera quemada.


En un principio me negué a ver

la desolación del monte calcinado,

era como si hubiesen quemado

algo dentro de mí.


Y tal vez, fue la necesidad de sentir la vida

la que traspasó esa primera impresión

para ver de verdad que tenía ante mi.

El árbol de la vida.....



gaviota frágil

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 21-07-2005
Última modificación: 21-07-2005


editar deja comentario al poema

regresar




POETA VIRTUAL no persigue ningún fin de lucro. Su objetivo es exclusivamente de carácter cultural y educativo, mediante la difusión de la poesía. Los poemas y cuentos presentados en este portal son propiedad de sus autores o titulares de los mismos.


Copyright © 2017-2022 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2017-2022 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.