portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

Mariposa

Dulce mariposa,
cuerpo de miel,
vuelas alocada
hasta sin rumbo,
desplegando alas de magnitud,
de colores de bello ensueño,
el resplandor te pertenece,
ante ti se inclinan sol, mar y hombre.

Surcas suelo y tierra
empujada por brisas impetuosas de gran capricho,
aspiran dominar tu vuelo
y aun así
soberana,
esclava y libre,
vagas por prados floridos opacando bellezas a tu paso,
magnifica creación.

Vuelas majestuosa,
posándote en flores no siempre dulces,
buscando el néctar que sostenga tu vida,
colme de fuerza tu vigor,
y eleve tu pavoroso vuelo.

Cuanto daría por retenerte a mi lado,
que reposaran tus alas en mi pecho,
para que tu alma inquieta
hallará paz en el prado de mi amor.

Te esperaré,
observando tu vuelo,
increpando a dioses y demonios para saber
¿cuanto mas tendré que esperar mariposa?
mi néctar aguarda.

(*---------*)

Mariposa,
puedo borrar las palabras,
mas no puedo retener tu vuelo,
puedo olvidar tus amores,
mas jamás quitaré de mi tus labios,
ni tu mirada suave y acogedora.

Vuelas,
soberbia y apasionada,
ignorante de cuanto amor dejas regado en praderas,
el mundo de pasiones te acaricia,
desvía tu vuelo,
te retiene,
y no obstante entre tantos amores y pasiones,
mi néctar,
dispuesto hacia ti,
no te ha traído a mi Miel mariposa.

Sin saberlo,
es tanto lo que llevas en tu vuelo de mi,
tanto que no tiene inmenso espacio cabida para tal realidad.

Te has ido en tu insondable vuelo,
y me haz dejado,
aun cuando mas necesitaba
la fuerza,
que me daba tu mirada.


La Pluma

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 08-04-2003
Última modificación: 00-00-0000


página personal de La Pluma


editar deja comentario al poema

regresar









portal de la palabra virtual