☰ menú
//



Testamento

No le digas a nadie
mi amor que he muerto,
no llores tú la ausencia mía
porque en ti moraré por siempre.

En tus manos dejo...
todas mis pertenencias,
las que me importan,
las que me acompañan
y son y han sido amigos fieles:
mis libros, todas mis agendas
y cuadernos, emborronados
con las letras que escribo para ti
y para todos los que se atreven a leerme.

Te dejo, mi Biblia, mis Rosarios,
donde desgrano Padres Nuestros y Aves Marías,
el altar con todas las imágenes,
donde venero a la Virgen y a tal cual Santo
en la adoración a Dios.

Te dejo, el amor que siento por tí,
en cada palabra,
en cada recuerdo,
en cada tatuaje
que quedó en tu piel
las veces que hicimos el amor.

Te dejo, mi amor,
¡tan pocas cosas!
pero en resumen
de este Testamento,
te dejo la vida
que contigo compartí.

No le digas a nadie
mi amor, que he muerto.

Migdalia B. Mansilla R.
Fecha: en la hora nona
Mérida, 29/04/03


Migbet

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 30-04-2003
Última modificación: 00-00-0000


página personal de Migbet


editar deja comentario al poema

regresar






Copyright © 2021-2024 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2021-2024 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.