portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

La noche de Marcos.

La noche era vacia, sali de casa,
y vi como,la gente fuma, bebe, rie,
a veces lloran, se canta y baila,
pero el amor, ¡que lejos estaba!.

Alguien en su propio vómito,
se ahoga sin ver la madrugada,
tras el muro de piedra blanca,
a su lado la gente, mira, pasa.

Pero no se detienen, por qué?
apresurados siguen su rumbo
y alli el chico se muere solo,
el pobre ni siquiera se percata.

Asi encontré a Marcos, sin mirada
su cara joven, pecosa, blanca,
rígida, lívida, fría, nacarada,
boca llena de espuma, contracturada
la lengua medio volcada, atragantada.

En la noche oscura, lluviosa, larga,
la acera, resbaladiza, mojada,
así le dejaron, cerca de mi casa,
y su madre esperando que regresara.

Mas allí de amigos, de todos olvidado
sin saberlo casi el umbral traspasa,
por no pensar, por una mala jugada,
que pasaría si a tiempo yo no llegara?

Pero llegué, sin saber, y hoy vive,
aunque nunca más supe donde para,
y yo siento que no es casualidad,
desde ese dia, lo que a mi alredor pasa.


gaviota frágil

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 05-05-2003
Última modificación: 18-12-2011


página personal de gaviota frágil


editar deja comentario al poema

regresar









portal de la palabra virtual