☰ menú
//



Asida a una baranda

Mi amor: yo no sé de otras historias, yo sé de nuestra historia, la que vamos escribiendo los dos. Yo sé de este sentimiento compartido en el espacio que nos une y nos separa a la vez, en los trozos de la tierra en que habitamos..
Mi amor. yo no sé de otras historias, yo sólo sé que el día que partiste, un día de noviembre, mi alma se desprendió de mi cuerpo, para acomodarse en tí en el vuelo que tomabas y te llevaba lejos de mí...
Mi amor: esa mañana mis ojos sabían del avión en la pista, mi razón hablaba y sabía que no podía ser lo que mi corazón anhelaba, pero ¿sabes? me costaba voltear y ver hacia dentro de ese aeropuerto que ha sido testigo de mis mayores alegrías y de mis más grandes tristezas.
Me era imposible voltear porque en mi loco sentir, esperaba verte con los brazos abiertos y tu bella sonrisa diciéndome: ¡"mi vida, no me fui, estoy aquí"! y entonces mi alma que iba contigo danzaba feliz entre los dos. Pero sólo fue una ilusión, un sueño de ansias de presencia constante del anhelo inmenso de mi corazón.
Y quedé allí asida a la baranda, pegada a ella, fundida en ella, sintiendo la extraña emoción, de que aún estoy allí en la espera de tu regreso, a pesar de este deambular por los lugares que eran míos y que hoy no lo son.

Mi amor: yo no sé de otras historias, sólo sé de ésta que escribimos los dos.

Migdalia B. Mansilla R.
Fecha. desde un día de noviembre, desde cualquier día, desde ya....






Migbet

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 12-05-2003
Última modificación: 00-00-0000


página personal de Migbet


editar deja comentario al poema

regresar






Copyright © 2021-2024 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2021-2024 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.