portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

Tocando sin dañarte...

Así és, así fue amor, amigo-hermano,
amor ciego, amor bello, eterno,
solo pude comtemplarte, de lejos,
acariciarte en el sueño de sueños.

Hasta rozar las lindes de tu alma,
solo con la punta de mis dedos,
e imaginarte algun dia temerosa, no
despertarte, rodeado de finos lienzos.

Mas, a mi pesar por amor a tí,
quise ocupar mi lugar verdadero,
amarte en la distancia como puedo,
entre el sacrificio y el silencio.

Dime tú, acaso no es mejor esto?
que quererlo ansiarlo todo,
no tenerte nada, por no saber,
vivir el momento, ¡leerte denuevo!

Que hermoso saber, que sigo en tí,
respetas mi mudez, no soy recuerdo,
sabes del miedo por no acercarme mas,
para no estropear lo que queda nuestro.

Gracias por seguir ahi amigo,
por ser como al principio, primero,
estar sin voces, alabanzas, pero estas,
con amor, sin ruidos ni estruendos.

Yo te sigo echando mucho de menos,
las almas gemelas dicen que sienten
el dolor y amor del otro desde lejos,
y lo compruebo, al percibirte tan cierto.

Pero la vida sigue su curso, amigo bello,
aunque sea a trompicones, no lo entiendo,
no puedo tenerte, tampoco seguir huyendo,
presa de mi sentir, te seguire escribiendo.

Siempre te llegará mi brisa de priamvera,
la sombra del verano de tristeza llena,
antes que el resplandor de invierno,
en otoño amor envuelto en ocre de oro viejo.









gaviota frágil

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 20-06-2003
Última modificación: 14-05-2004


página personal de gaviota frágil


editar deja comentario al poema

regresar









portal de la palabra virtual