portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

Maria

No vi su cielo,
no halle suspiros en el mar,
ninguna indicación
del lugar donde habitaba.
Seguí el cortejo
a la luz de las sombras encendidas,
que con pincel certero
dibujaban un amor elocuente.
Traspasé el río con pies de plomo,
y el cantar del ocaso en los pantanos.
Nada encontré que me recordara su alma,
ni sus colores,
ni su estado de ánimo.
Anduve descalzo,
abstraido en nubes de argumentos
que derivan pensativos
al lugar que marca el noroeste.
Corrí detrás del arcoiris
con el esmero del poeta,
en búsqueda cautiva,
ignorando la tormenta y el frío.
Ya cansado de ir tras ella
detuve mis deseos,
y pregunté a la luz de Venus:
¿Dónde está María?
¡Maria no es el tiempo!
¡María no es el sitio que tu esperas!
¡María es el sentir de una amapola!
¡la soledad desnuda de ese amor que se sueña y casi nunca llega!
¡María es la que espera que la sientas!!
¡que la llames!
A veces es como un rostro,
un equipaje lleno de ilusiones,
un paisaje,
un sentimiento,
un adios y un regreso.
¡María nunca temió las tempestades!
ni se instaló jamás
en la parte ruin de la rutina,
de aquellos días desgastados por el tiempo.
¡Que rabia siento
cuando no encuentro sus manos
posadas en mi cara!!
Y es que María aparece y desaparece y nunca dice nada!


Fernando Pérez.

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 22-06-2003
Última modificación: 23-06-2003


página personal de Fernando Pérez.


editar deja comentario al poema

regresar






















Copyright © 2021-2024 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2021-2024 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.


           visitas únicas