portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

PINCELES

-Señor pintor, me da gusto verlo.
-Su comentario me halaga.
-Lo admiraba, aún sin conocerlo.
-Gracias por sus palabras.

-¿Con cuántos pinceles trabaja?
-Con todos los que aquí observa.
-Perdón, pero creo que me engaña.
-Habla usted de prisa, sin reservas.

-Lo digo porque de pinceles no hay ninguno.
-Qué raro, aquí los tengo y son diez.
-Si me pudiera usted mostrar alguno...
-Ojalá que me entienda, por su propio bien.

-Mis pinceles simplemente son mis dedos.
-¡Pero, qué formidable, es increíble!
-Nunca los olvido, a donde voy, con ellos llego.
-Claro, pero dígame por qué los dedos, si es posible.

-Los de la mano derecha, pintan cosas bellas.
-Ya entiendo, y los de la otra, las que no lo son.
-Se equivoca. Todos pintan cosas bellas.
-No puede ser, en esto no parece tener razón.

-Usted, poeta, siente que todo lo que escribe es lo mejor.
-De ello estoy completamente seguro.
-Qué pena, es el público quien juzga bueno o peor.
-Es cierto, perdón. No lo olvidaré, se lo juro.


Raff

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 26-11-2001
Última modificación: 27-10-2016



editar deja comentario al poema

regresar






















Copyright © 2021-2024 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2021-2024 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.


           visitas únicas