☰ menú
//



Las tardes solariegas - Soneto VII

Como madreselva del agreste bosque
fuiste trepando cada poro de mi vida,
hasta penetrar como se mete el viento
y el sol del Sahara en las heridas.

Restañaste los tropiezos de mis noches
con el incienso de tu melancolía
y como una religiosa buena
perdonaste a este hombre que porfía.

Hoy, cuando han pasado los otoños
te veo tan hermosa como entonces
y bajo los peldaños tomado de tu mano.

De tu mano me iré, para surcar juntos
el mundo, en donde ayer te convertiste
en resplandor y dueña de mis días.


Julio Serrano Castillejos

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 18-12-2003
Última modificación: 29-11-2005


página personal de Julio Serrano Castillejos


editar deja comentario al poema

regresar






Copyright © 2021-2024 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2021-2024 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.