☰ menú
//



Las tardes solariegas - Soneto VIII

Con destellos y luces opalinas
cuajó la tarde mis calladas cuitas
mientras tú deshojabas margaritas
arrancadas de atrás de tus retinas.

El rojo sol se serenó en sus brillos
matizando los montes y los valles,
cuando tú caminabas por las calles
sin rozar siquiera los ladrillos.

Flotabas en tu cadenciosa prisa
contoneando tu cintura regia
y dabas a tus piernas la presencia

de una majestad, y a tu sonrisa,
atractiva fruta de tu boca fresca,
la tibieza de tropical ventisca.


Julio Serrano Castillejos

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 18-12-2003
Última modificación: 00-00-0000


página personal de Julio Serrano Castillejos


editar deja comentario al poema

regresar






Copyright © 2021-2024 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2021-2024 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.