portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarn nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sbana del olvido portal de la palabra virtualanaMa

MEMORIA EN EL ESPEJO

MEMORIA EN EL ESPEJO



Tu voz a veces me reclama
Y no s qu cielos y aguas
Se me despiertan dentro
Salvatore Cuasimodo: Callejuela


Ya no pronunciar tu nombre
Aunque se pierdan algunas letras del alfabeto
Aunque las estrellas tiriten sobre el poyetn de la intemperie
Prefiero sonrerle a las aguas de la noche
Y a este otoo mo convertido en un parsimonioso pergamino
S que no pronunciarlo es hacer un viaje sin rumbo
Es flotar sobre las aguas sin itinerario
Es asir la ceniza y patinar sobre ella
Es dejar el alma al descubierto y despojarme de sus alas
Que siempre empaparon mi carne de bosques y montaas
Es verter alfileres en el cojn de las sienes
Y tragar toda la nicotina de la hojarasca
Es renunciar a la lluvia que irrigaba mis prpados
En ros azules devorando los poros
Es encontrarme con el cansancio de las palabras
Es dormir en la mudez de los mensajes
Es detener la aurora y perder los deseos
Es partir como parten los besos sin aliento
Es perder el misterio que deja la huella del designio
Es perder la mirada para cederla a las sombras
Es perder la esencia y la geometra del eco
Es perder la espuma nupcial del idioma
Para dar paso al vaho de nuestros cuerpos
Al esto que se extiende como rascacielos
Ya no pronunciar tu nombre ―me digo―
Pero la imagen raptada sobrevive en la memoria del espejo
En el gallo que canta cautivado por el cierzo
En la temblorosa mano que pasa bebindose el tiempo
En las peripecias del sueo que navega ausculto
Sobre esas regiones musicales de tu cuerpo
Que crecen en el esplendor de mi desatino
Cuntas cosas nos han acechado que nos tienen como pramos
Atroces nieblas que azotan como el musgo
Rostros horadados por el llanto cuerpos sin vestir
Una embriaguez fugaz y sin embargo cautiva
Un ardor transparente como el que dejan los veranos
Es todo y sin embargo hay una luz posesa:
Manantial del papel de tu espalda y pecho
Deseo arterial que derrama pensamientos
Mineral tu cuerpo en el que me refracto
Aunque sea de noche y la desesperacin me embargue.
Barataria, 05012004.


Andr Cruchaga

Copyright Todos los derechos reservados.

Publicado el: 06-01-2004
ltima modificacin: 00-00-0000


pgina personal de Andr Cruchaga


editar deja comentario al poema

regresar






















Copyright 2021-2024 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2021-2024 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.


           visitas nicas