portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

VACUNAS MILAGROSAS





Gracias a Dios, no tomo medicación alguna,
y sin embargo aquí en mi mente tengo.
Un gran laboratorio con vacunas,
que me liberan, de mil padecimientos.

Temprano en la mañana me administro,
una vacuna de fe y de esperanza.
Y luego por la tarde hago lo mismo,
con otra de oración y de alabanzas.

A ese Ser Superior que nos asiste,
y que merece de nosotros todo.
A ese doctor sabio e invencible,
a ese Padre Jesús ¡que tanto adoro!

El me anima constante hacer prudente.
y día a día me obsequia cual regalo,
la voluntad que tengo, de ayudar a la gente,
en especial aquellos, los más necesitados.

Gracias a Dios, no tomo medicamento alguno.
¡Pero eso sí, a mi alma la fortalezco bien!
Con vacunas de fe en el desayuno,
de paz, ayuda ¡y de perdón también!


Aurora Garcia

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 15-12-2001
Última modificación: 00-00-0000


página personal de Aurora Garcia


editar deja comentario al poema

regresar









portal de la palabra virtual
















Copyright © 2005-2007 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2005-2007 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.


           visitas únicas