portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarn nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sbana del olvido portal de la palabra virtualanaMa

DURO, TU RECUERDO

DURO, TU RECUERDO


ya no tengo races:
si me necesitas di viento
Slbame nada ms
Marco Antonio Montes de la Oca: El aire y la moneda.


De nada sirvieron los amuletos de la buena suerte
Para que ambos retuvisemos los relmpagos
Ahora las inconfesiones son nuestro verdugo
En un mundo que adems nos asfixia vorazmente
A menudo el paisaje lo usamos de frontera
Y el paladar en un populoso cementerio
Tras la risa siempre venan retazos de huesos
Y una embriaguez que inmolaba las palpitaciones
Siempre nos ci el pauelo de la ambivalencia
Las aspirinas no fueron solucin para calmar el dolor de fondo
Ni siquiera las canteras de los verbos que se vuelven
Transparentes en la accin sirvieron para algo
O fue la oscuridad o el silencio quienes escarbaron
En las profundidad para formar estiajes
O fue el arcano con su brebaje de sombras
O fue la arena movediza de las emociones que no nos dio
Para el escalofro
O fue que nunca tocamos el umbral de los panales
Sin embargo es duro el recuerdo cuando transita
Descalzo sobre espinas de insomnio
Es duro como ver una tormenta de ceniza
Que se convierte en azor y ciega las pupilas
De pronto esa roca que cremos ser se erosiona
De pronto fundamos esperanzas en acantilados
De pronto sentimos que el paraso slo es un musgo sepia
Y que la pequeez de nuestra luz se apaga con la brisa
De pronto el hocico de la vida cotidiana nos trastorna
Hasta callar las trompetas del zodaco
Al fin de cuentas la vida es una permanente mudanza
O una sutil emboscada
Un filamento de ese perpetuo extravo del alma
Duro es tu recuerdo que se ha petrificado
Extraamente en mi memoria
A veces quiero matarlo para que me deje vivir
Desgraciadamente no tengo el talante del suicida
Ni el poder de la mente para hundirlo en un fretro
Ni la piedad de Jess para decirla: Destate y anda
Al final slo queda un dolor del tamao del mar
Una agona que slo se hermana con la noche
Un alfabeto con los fantasmas de la caries
Un espejo de sombras como los ojos de los ciegos
La mirada rumiante de los bueyes con su testuz cada
Y una ausencia que anega mis zapatos
Barataria, 21012004


Andr Cruchaga

Copyright Todos los derechos reservados.

Publicado el: 22-01-2004
ltima modificacin: 00-00-0000


pgina personal de Andr Cruchaga


editar deja comentario al poema

regresar






















Copyright 2021-2024 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2021-2024 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.


           visitas nicas