portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

ELEGÍA EN EL TRASPATIO

ELEGÍA EN EL TRASPATIO



Siempre me envuelven los recuerdos y suspiro
Calles y mundo se apartan ciegos
Nadie ve cuando pido una mirada
Nadie ve al niño que limpia un parabrisas
Ni el frío que acompaña a la muerte
Nadie ve al sonámbulo que depreda las calles
O cobra por el tránsito de las personas
Ahora las nubes se derrumban como sombras
El libro horadado se cae de las manos
Ahora la lluvia del alma rompe los cristales
Las ventanas se descuelgan de mis ojos
Y caen como el tizne de una chimenea
Quizá nunca sepas el loco desvarío que tortura
Ni el soplo de Bach que cautiva mis sentidos
Nunca verás los pájaros salados escapando de los ojos
Ni el pañuelo de deseos que fecunda océanos
Nada podrá desgarrar ya las venas
Si lo hizo oportunamente la zarza del abandono
Ambos morimos bajo piedras ciegas
¡Qué más da ahora que la siembra se pudra
y que el parpadeo se torne en un pozo de ruinas!
¡Qué más da un lecho de féretros
si desde siempre cargué huesos herrumbrosos!
¡Qué más da que el aire sea monótono
y la vida un eco de cruces ciegas!
Inútil es decir que uno está vivo
Cuando el tiempo nos enviste con rígidas sábanas
Sólo espero que esta cadena de la noche
Haga de la tumba del pecho una gozosa obertura
Para que el gris de la ternura
Al menos se convierta en un insomnio de violines
Sólo espero que la ceniza del recuerdo
No manche las paredes de los sueños
Como un desordenado graffiti
Ni abra espectros para celebrar velorios
Ahora somos seres que se deshacen bajo tierra:
Segamos y sangramos y nos obstinamos a los días
Solitarios centellamos en lo oscuro
Y nos salieron pústulas y nos dio gangrena
Nos despojamos de la ropa y la lluvia reptó
Hasta desteñir la piel y hacer fango en muslos y armiño
Ahora desde el fondo del traspatio
Hay un fluido inexorable de locomotoras
Que sólo el subconsciente sabe que se alejan…
Barataria, 24012004


André Cruchaga

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 25-01-2004
Última modificación: 00-00-0000


página personal de André Cruchaga


editar deja comentario al poema

regresar









portal de la palabra virtual