portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

SOREN KIERKEGAARD

-Para comenzar, ¿dónde y cuándo nació usted?
-En Copenhague, Dinamarca, el 5 de mayo de 1813.
-Por su filosofía religiosa, muy polémico fue.
-No me preocupa lo que usted de mí ahora piense.

-¿Quiénes fueron los padres de Soren Kierkegaard?
-Michael Pedersen Kierkegaard, mi pará, era comerciante.
-Concretamente, ¿qué era lo que llegaba a comercializar?
-Vendía lana, pudo amasar una fortuna considerable.

-Eso significa que su padre no siempre fue rico.
-Exacto, sus familiares eran unos campesinos pobres.
-Entonces, por lo que logró reunir tuvo mérito.
-Sí, claro que de chico sufrió carencias por montones.

-Hablemos ahora de quién fue la mamá de usted.
-Realmente, yo siempre fui un hijo de la vejez.
-No entiendo qué quiere decir, ¿se puede saber?
-Al nacer yo, mi papá era un cincuentón. ¿Lo ve?

-Bueno, pero yo le preguntaba a usted de su madre.
-Ella fue su segunda esposa, era una simple sirvienta.
-Lo dice con un dejo de rencor, por favor aclare.
-Hay cosas que me las reservaré, ojalá comprenda.

-¿Cúáles fueron los estudios que usted cursó?
-En la Universidad de Copenhague, Filosofía y Teología.
-Sin duda, estos conocimientos aprovechar supo.
-Cierto, fui un apasionado del pensamiento. ¿Me conocía?

-Claro que sí, he leído algunos de sus trabajos.
-Entonces, usted comprenderá el por qué se me atacó.
-Bueno, había mucho oscurantismo en aquellos años.
-Pues sí, luego, después de muerto, todo cambió.

-¿Y qué hubo de su vida amorosa, en lo sentimental?
-Me enamoré de Regine Olsen, una chica burguesa.
-Con ella no se casó, yo le quisiera preguntar...
-¡Usted todo quiere saber! Así son los de la prensa.

-Si no quiere hablar del tema, no se preocupe.
-Ella fue la que rompió nuestro compromiso de matrimonio.
-Sus razones de peso habrá tenido, ni quien lo dude.
-Siempre lo lamenté, para mí fue algo desastroso.

-Creo que debemos la charla concluir, está agobiado.
-Perdóneme, Raff. No quise nunca parecer grosero.
-No lo fue. Gracias por charlar conmigo un rato.
-Ojalá que no sea la última vez... Bueno, eso espero.


NOTA: Soren Kierkegaard, filósofo y teólogo dánes, simpatizó con el pensamiento existencialista y se contrapuso siempre a las ideas de Friedrich Hegel.
Entre sus obras, destacan Estudios en el Camino de la Vida (1845), Temor y Temblor (1846) y La Enfermedad Mortal (1849), entre otras.
Kierkegaard murió en Copenhague, el 11 de noviembre de 1855


Raff

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 14-02-2004
Última modificación: 01-11-2016



editar deja comentario al poema

regresar









portal de la palabra virtual