portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

DE MADRID AL CIELO


Maldigo las manos con anillos de odio
que hicieron estallar a la maldad.
Racimos de almas ofrecieron su sangre
en ese largo y metálico altar.
Se marcharon sin besar
las húmedas mejillas
que dejaban atrás
Y el mal enroscado como vil serpiente
sacó su lengua letal sembrando el terror
en la mañana de la ciudad.
Quiso Satanás ese día viajar
con equipaje de soberbia,
prepotencia y crueldad.
Como un cuervo venenoso
se posó sobre el dolor,
picoteo los cuerpos y los desgarró.

La mañana se hizo madrugada,
el llanto en la piel hacía llagas
y los sueños se vistieron de negro.
Los ojos de los cadáveres
expresaban interrogantes.

¡Fin del trayecto!
A la estación de la muerte,
llegan los muertos,
en la consigna
quedan los proyectos.
El aire bebe el veneno
y el destino los sueños.
Un ánimo vengativo
se hace broche en el vestido
que el alma ha elegido.
Satanás de gozo henchido
baja de nuevo al infierno
con sus instintos saciados
y sus ojos entreabiertos,
simulando estar durmiendo.
Arriba la vida sigue
mutilada y sin aliento
con cientos de interrogantes
que piden respuestas a un cielo,
a un cielo que guarda silencio.

Sobre Madrid grita la muerte
.___ ¡Yo no fui, yo no fui!
¡Soy inocente!._____


Mercedes A. Alexandre

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 20-03-2004
Última modificación: 00-00-0000


página personal de Mercedes A. Alexandre


editar deja comentario al poema

regresar









portal de la palabra virtual