portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarn nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sbana del olvido portal de la palabra virtualanaMa

Vitral del vuelo

Vitral del vuelo

Un tnel hacia el infinito:
Oleaje de insomnios y chasquidos
Que en la montaa neural de la sique
Se ha ido formando
Como inmensas sbanas de musgo.


El aire rasga los prpados
Y penetra en el iris de las paredes
Es una niebla espesa
Como la evidencia del orgasmo.


Tneles donde se dispersan las pupilas
Y pestaea la clorofila inmaculada
Como si fuese el seno
Que cede su blanca parsimonia
Al hechizo de amamantar la trepidante vida.


El sueo tiene la dimensin de un fsforo encendido
Puede ms el desafo de estar en pie
vulnerando los barrotes
que esa manera increible de osamentarias llamas.


Los hisopos destellantes de las lucirnagas
Parecen cristales:
Granizos de luz desmoronando su incandescencia
En el arpa gris de la noche
All atraviesan las llagas del balbuceo
Y el tejido fnebre de los gusanos.


La madrugada me pone sobre lminas de zinc:
Ramas de inmensos candelabros
Donde el aserrn del cedro
Es pjaro moribundo:
Botella con la ilusin hirviente de lo descompuesto
De lo abismal y sepulcral.


Apenas sobrevive el sueo respiro luz.
La campana de la aurora nace en mi memoria
Luego como un racimo de pjaros
Desprende saliva sonora
Sobre los vitrales del campo.


Voy rompiendo aldabas inauditas:
El tobogn de las races
El orgasmo del primer vuelo deslumbrante
La noche cifrada en magnitudes escurridizas
Hasta que el infinito de la garganta
Gorjea en el misterio de la vida.

Reconozco, entre los vidrios de la ventana
Un tnel abismal de catapultas
El pensamiento las trasluce y las desla
El pensamiento que slo quiere esperanza.


El cierzo cae en las fauces del aire
Como la hoja menuda del conacaste negro
El fluir del anhelo es inmenso
Las astillas de la luz que hacen contacto con mi carne
Las quiero evitar de mis celosas seas
Para no gozar de su severidad punzante.


Entre cuatro paredes desperezo mi caligrafa
Vivo la sombra. La tirana de la cal en los sentidos
Los rizos del bamb con su letana de nudos
El ritual del ajo y su exorcisante olor
Y la visin incendiaria del achiote
Vivo en el vapor de las mortajas
Sobresintiendo huestes de lmparas y campanas.

Me detengo en el quicio de opacas cortinas
Mientras en los laureles:
catedrales de mi aspiracin vegetal
hay una sombra funeral
como el espritu de una saeta.


Escribir siempre es una aventura
En el lomo de una golondrina:
El columpio de las alas el plumaje:
Papeles que guardan el espejo de la caligrafa
En las ramas ms delirantes del infinito
Escribir es como ir resucitando
De una marea de huesos de invisible celofn.


El invierno se cuela por las ventanas
Atascado de pequeos ros y follaje irisado
Todo parece fabuloso en este ejercicio ascendente
De ir inventado la simetra
Forestal de la aurora
Que viene en la travesa del litoral
Prestigioso del esplendor
Con esta percepcin multiplico las alfombras de la luz
Y las razones brillan con extendida embriaguez.


El invierno es como esa miel
Obsesa de los chumelos:
Crece y arde en el follaje:
Ciego sin embargo con sus ojos de vidrio
Fuimos dos manos acechantes en la infancia
Tras su enigma de parafina interrogante
Fuimos digo con halo casi instintivo
Un susurro en la artillera verde del follaje.


Cuanto digo el tiempo lo ahoga:
Mi desnudez masculina
La trementina tras los ojos de la lluvia
La bondad sin reposo, la ternura
La esperanza con labios de turquesa
Cuanto digo: mis propias cavilaciones
Son slo las races de la soledad
Que se estn rehaciendo
En el arca de un nuevo suspiro.


De sombra y luz se hizo el da:
pjaros insurgentes de gemela transfiguracin
que el tiempo disemina
con los remos circulares de su parabrisas
Surgi como un beb o pjaro intrpido
Despus se ha ido conformando
En la piel de cada hombre
Como una red de fugaces sueos.


Duermo entre frreas camelias
Como si se tratara de amalgamar los olores
De la integridad humana
Duemo pero es el sueo premonitorio
De la luz o el rayo incandescente
Del imperio del fuego que galopa con su vestidura
De la hoguera que transparenta
El nimbo de una ctara con mariposas.


Sucede que la sangre acecha
Como una sbana de huracanado roco.
Es como el tumbo desnudo
De penetrantes veraneras.
Es como el da o la noche que navegan
En el temblor del mar que abren las espigas
Del generoso y reverberante cereal csmico.


El espritu es una gota de impaciencias
memoria y cuerpo de trridas abejas
que va llenando su congoja
de cierta incendiaria flora.
Entre luz y sombra hay una sed
Por el roco genital de las rendijas
Hasta que nada agoniza
Y la desnudez trepida como el aire.


El vuelo surgi de una voz silenciosa
De los osarios errantes del follaje
De las espumas profundas de la audacia
All anduve en su duro transcurrir
Hasta que una barca de fsforos:
instantnea y breve
espaci las premoniciones
de los espectros gneos de las alas.


La luz se hizo de una claridad iluminada
Fue subiendo como la espiga del maz
Hasta las sienes
Y all fructific con dolor y anhelos
Con sueo y perseverancia
Hasta erguirse en las plumas de una palmera
Y cruzar victoriosa
La espuma celeste del espacio.


La maana es el vitral que persigo:
banquete de cierzo y esplendor
en este tiempo que vaporoso envejece
El invierno ha sido el semen
Errante para los rboles:
ntimo fluido de violines
Que la naturaleza bebe
Para abrir sus ojos verdes.


Del ejercicio casi agnico
Se desprende la enredadera del alfabeto
Es como la herida que no sana:
sangre iluminada y latidos
que van extendindose como raz subterrnea
Es como si el corazn se fuera rehaciendo
En el profundo paladar de la memoria
Es en fin como ese sueo persistente
Que emerge desde el fondo del silencio.


En el vuelo hay un crepitar insistente
De grito silencioso
Inestable y premonitorio
Que la desnudez absorbe en su jadeo
Y todo porque en l existe el misterio
De las vas areas que peregrinan
En el follaje etreo del firmamento.


Andr Cruchaga

Copyright Todos los derechos reservados.

Publicado el: 06-05-2004
ltima modificacin: 00-00-0000


pgina personal de Andr Cruchaga


editar deja comentario al poema

regresar






















Copyright 2021-2024 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2021-2024 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.


           visitas nicas