portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

Acuarela del mar



Al poeta Rafael Alberti,
Por su entrañable Marinero en tierra.

Me deslumbró el mar cuando lo vi por vez primera:
Las hojas ruidosas de las olas parecían sombrillas
Hechas de plumas de albatros y gaviotas.
En los sueños lo dibujé como una gran avenida,
Donde peces de papel se desplazaban vertiginosamente.
Alguien me advirtió de esa magia del mar:
Fue usted, don Rafael Alberti
Con su Marinero en tierra, y Elegía del niño marinero,
Lanzando redes azules sobre el mar verde.
Por eso cuando camino por el litoral nuestro,
Su voz está anclada
En las riberas del mar con una cabellera de algas blancas
Y una alforja de caracolas con guitarras gaditanas
Que el viento esparce por todo el césped del aire.
Todavía, don Rafael Alberti, lo veo abrazado a las olas;
Y, a sabiendas que el viento hiere,
Usted lanza ráfagas de humedad al alma
Y cielos resbalando en las pupilas de la palabra.
¡Ah, don Rafael Alberti, usted si que despierta mi memoria!:
En ella no hay espumas saladas,
Sólo retratos del mar y el hechizo de las olas
Sobre una barca de crecientes lunas…


André Cruchaga

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 03-06-2005
Última modificación: 00-00-0000


página personal de André Cruchaga


editar deja comentario al poema

regresar









portal de la palabra virtual