portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

DESAHOGO EN UN PAPEL

Que injusticias hay en este mundo,
mundo de avaricias, de codicias,
donde quedan los principios y valores,
donde está el amor que es más fuerte
que el odio y todo lo puede...

Donde estará el señor respeto,
saldría de paseo con el amor
y se perdieron en un desierto, por qué
sólo siento está rabia que no me deja,
para que me sirven mis manos si no
puedo recoger lo que se ha derramado...

Como Dios mío le extiendo la mano a mí
hermano, como detengo este mundo
para que se escuchen los corazones
tan sólo un segundo, como se secan
unas lágrimas cuando van como ríos
desbocados desahogando el Alma...

Por qué me siento tan inútil cuando
trato de calmar con mis palabras
y viene la brisa llevándoselas enredadas,
cual será el arma para combatir la tristeza,
y quitar este mal sabor de dolor y desunión...

Quien fue el loco que dijo que en un papel
se entrega la vida, rindiéndose a otro
ser si aunque no hubiera papel somos
todos iguales, si quieres algo para pisar
pisa el suelo o una alfombra es igual,
pero a otra personas... uff que mal estas ...

Quien te dio el poder que crees tener
para humillar a tu esposa y condenarla
a la incertidumbre de no saber con que
nuevo insulto hoy le vas a salir, una herida
no se ha cerrado cuando ya estas
lastimando por otro lado...

Por qué se derrama el cielo con furia
inclemente al darse cuenta que tiene
que cobijar tantas injusticias bajo su suelo,
de que sirve tanta grandeza y majestad,
si al final sólo eres un cielo incapaz...

Que injusta la vida, sumisión que cega,
humillación que desarma, un ultimo
aliento que se lo lleva el viento,
días que me atropellan cuando llegan
vacíos sin traer nada, ni una lágrima,
ni un suspiro, esos siempre has estado
haciéndome sentir que por sentir vivo...

Maldita daga de impotencia que apuñalas
sin piedad, sólo siento toda tu frialdad,
helando mi sangre, deseando no sentir,
pero maldita sea siento, y me logras herir
desangrar queriendo hacerme rendir,
pero no me rindo sigo aquí...




YESS.

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 20-10-2005
Última modificación: 00-00-0000


página personal de YESS.


editar deja comentario al poema ver mensajes ver comentarios al poema

regresar









portal de la palabra virtual