portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

El niño de las flores

Las manos sucias y el sol
atiborrado en su cara
que como fruta temprana
aun conserva la emoción,
de la ilusión el candor
y la mirada encendida
soñando que esta partida
con valor ha de ganar
pues conseguirse su pan
es la tarea emprendida

El frío no le hace mella
a sus piecitos descalzos
que no por torpes son mansos
ni desconocen la huella
Urgentes en la querella
lejos lo sabrán llevar
pues no dejarse pegar
es un consejo muy sabio
que su amigo el boticario
muy bien le supo indicar

Ensayando una sonrisa
cargada de picardía
comienza la travesía
de su primer gran empresa
“Flores que exultan belleza
para el hombre o la mujer
que quisiera detener
su paso por la vereda
y a cambio de una moneda
le puedan pertenecer”

No conoce la pereza
ese bracito delgado
que ya se estira apurado
y estrena delicadeza
al exhibir con destreza
de claveles un manojo
para calmar los antojos
de su posible cliente
que a su señora impaciente
le regalará unos rojos

Las gentes siguen pasando
y en su pequeña bolsita
tintinean moneditas
que a poco se van juntando
su esperanza va aumentando
y al llegar la media tarde
ya su mente está que arde
maliciando la sorpresa
cuando esta noche en la mesa
se las entregue a su madre

Claveles, lilas y rosas
flores que con entereza
acompañan la pobreza
del niño que en esta historia
luchando por su victoria
se ha olvidado de jugar
mientras por ese lugar
sigue pasando esa gente
que con mirada indolente
una flor le va a comprar


Mirta I. Pérez

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 16-03-2007
Última modificación: 16-03-2007


página personal de Mirta I. Pérez


editar deja comentario al poema ver mensajes ver comentarios al poema

regresar









portal de la palabra virtual