portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarn nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sbana del olvido portal de la palabra virtualanaMa

Cmo es que a mi cabeza empecinada

Cmo es que a mi cabeza empecinada
le pudiese sobrar tanta cordura
cuando mi alma debi forjarse dura
sin escuchar al cuerpo desbordada?.

No voy a traicionar su tez cansada
ni puedo reprocharle mi locura
en estas circunstancias de ternura
cuando el todo aparenta ya la nada.

Hoy mi boca se llena de mensajes
bastante mudos pero tan sensibles
que en vez de dibujarle tiernas flores

permanece mirando los celajes
soando esos amores imposibles
que le recuerden vidas anteriores.


Luis Prez

Copyright Todos los derechos reservados.

Publicado el: 18-04-2008
ltima modificacin: 00-00-0000



editar deja comentario al poema

regresar









portal de la palabra virtual