portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

EL ANGEL DE LA GUARDA O EL ANGEL ENAMORADO

Soy tu ángel de la guarda, el que tanto habías buscado,
el que al transcurrir el día te proteje sin descanso
en la calle, en el trabajo y también en el mercado
transformando tus enfados en momentos de remanso.

Soy tu ángel de la guarda, el que cuida en tu oficina
que culmines tu trabajo impecable y sin demora,
soy el ángel que a tu lado, sin que lo veas camina
observando emocionado tu sonrisa seductora.

Soy tu ángel de la guarda, el que proteje tus sueños,
el que admira la belleza de tu alma a toda hora,
el que quiere dulcemente darte mil besos pequeños
porque este ángel de la guarda es un ser que se enamora.

Soy tu ángel de la guarda, el que ríe con tu risa,
el que vive a cada instante platicándote mis cosas,
el que todo el universo lo recorre muy aprisa
buscando en el paraíso el mejor ramo de rosas.

Soy tu ángel de la guarda, el que consuela tus penas,
el que al ver que estás llorando atina a enjugar tu llanto,
soy el ángel que te cuida de las envidias ajenas;
en tu corazón yo vivo, por eso te cuido tanto.

Soy tu ángel de la guarda, quiero ser de carne y hueso
para que desaparezca esta angustia que me aloca,
quiero tenerte cerquita para darle un tierno beso
a todo tu cuerpo entero comenzando por tu boca.
- - - - - - - - -
Maracaibo, 18/02/06


Mariano Bequer

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 27-08-2008
Última modificación: 00-00-0000


página personal de Mariano Bequer


editar deja comentario al poema ver mensajes ver comentarios al poema

regresar









portal de la palabra virtual