portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

UNA HUELLA SIN RASTROS



te sigo claro atajo detenido en la curva
en la noche tersa que en lo oscuro del bolero
me amenaza con guardar el primer beso
la recóndita caricia con que armo el jardín
sin darme cuenta que con ello
sólo detengo mis pasos por un rato
¿cómo armar una flor con un cuchillo?
una hoja de metal con mil pétalos
reunidos sobre la raíz de tu presencia

piedra imán detenida en mis huellas
dejadas en el barro decoradas en los bordes
no me salves le digo a la plegaria dulce
salpicada de charcos tan delgados
te sigo, claro, como si fuera a otro sitio
como si fuera a quedarme dos instantes
apenas un talud que me detiene antes
de volar hacia tu olor inexpresable
atajo de un instante, sorpresa por detrás

sonrisa de niño aderezada con la brisa
instalada apenas en un abrazo rústico
y bello donde pacen el sendero y tu ventana
un río desparramado por la lluvia rumorosa
una huella de piedras colocadas una a una
un vaivén de cartas sin ninguna letra
recovecos íntegros bajo los brazos tibios
¿cómo arrastrarse por los rincones?
sin ser un arco iris disparando sangre

sin reír opaco sonreí a todo lo próximo
que se ubicaba a mis costados estrechos
puedo, dije, saltar todos los ríos fugitivos
vernacular y octubrina la nieve derretida
¿cuántos inviernos íntimos en este recorrido?
junto a esa noche de jaspes anaranjados
que abrían una caminata en círculos
detenidos en un manojo de uñas diciendo
no se qué plegarias, no sé a que dioses

te hubiese amado vestigio de la tarde
como si nunca el arco de la noche se doblara
con el peso ligero de lo tigre, de lo imperceptible
si estás en el rompevientos elige la palabra
no me vistas con lo inalámbrico de los postes
te hubiese olvidado presta duda de la noche
diluido sonriendo en la espesura quieta
de los cabellos oscuros del quieto amanecer
irreductible, inundable, inverosímil, de la curva


zuaznabar

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 22-04-2009
Última modificación: 00-00-0000


página personal de zuaznabar


editar deja comentario al poema

regresar









portal de la palabra virtual