portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

Romance de la culpa

Es culpable el asesino
y es ardiente el agua mala,
es tal vez, también culpable,
el que fustiga sin vara.

Culpable son desde luego
las más ilustres amarras,
los secretos no guardados
y de maldades las ganas.

Donde hay bondades no hay culpa
ni pasiones sin ventana,
que “no me carguen el muerto”
dijo una dulce gitana.

No culpo al sol ni a la luna
de tener distinta cara,
uno destila derroche
la otra se viste de gala.

No es culpable el forajido
cuando carga mil cananas
ni es culpable el llanto puro
cuando de amores se ufana.

No pido disculpa ni paz
al despuntar la mañana
pues el sol y el horizonte
no necesitan palabras.

Es culpa versallesca
propia del rico y canalla
y la culpa de los pobres
mancha llevada en el alma.




Julio Serrano Castillejos

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 30-06-2010
Última modificación: 24-01-2015


página personal de Julio Serrano Castillejos


editar deja comentario al poema

regresar









portal de la palabra virtual