☰ menú
//



MADRIGAL.-

Era dulce y hermosa
la mujer que velaba mis desvelos,
hoy a solas me tiro de los pelos
porque nada sé de ella.
Seguro que la vida se ha buscado
mientras yo desolado
sigo en el cielo el rastro de su estrella
que tanto me hizo mella,
era dulce y hermosa
que hacerla ya quisiera yo mi esposa.


Luis Pérez

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 14-05-2012
Última modificación: 00-00-0000



editar deja comentario al poema

regresar




POETA VIRTUAL no persigue ningún fin de lucro. Su objetivo es exclusivamente de carácter cultural y educativo, mediante la difusión de la poesía. Los poemas y cuentos presentados en este portal son propiedad de sus autores o titulares de los mismos.


Copyright © 2017-2022 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2017-2022 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.