portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

Enamorada de tu propio ombligo

Enamorada de tu propio ombligo
el cerebro te llenas de ilusiones,
ojalá no te duelan los riñones
cuando te engañe un zángano de amigo.

Yo desde aquí de corazón te digo
que bien cubierta estés de bendiciones,
aunque costar te cuesta tus millones
garantizarte, claro, un buen abrigo.

Con el tiempo seguro que maduras
y las cosas verás de otra manera
cuando te vuelvas, pienso, más prudente,

pues con la edad el cometer locuras
a cantidad de gente desespera
y hasta se vuelve loca de repente.


Luis Pérez

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 24-10-2014
Última modificación: 00-00-0000



editar deja comentario al poema

regresar









portal de la palabra virtual