portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarn nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sbana del olvido portal de la palabra virtualanaMa

CONTRAPUNTO EN FACE CON TADEO TPANES

1

QUIZS COMO COTORRAS DISCUTIMOS

Quizs como cotorras discutimos
si nos persiguen galgos o podencos,
cuando en realidad lo que no vimos
fueron pollos metindose en los cuencos.

Poco prcticos somos los poetas
cuando el tiempo nos pisa los talones,
y ms an si vemos escopetas
pretendiendo acabar con nuestros dones.

Afortunados son los animales
que nacen, viven, comen y se mueren,
sin calcular siquiera cuantos males
les propinan los amos que les quieren.

Ser que se conforman con muy poco
que el saberlo aceptar me vuelve loco.-

2

OBSERVANDO TU ANMALA EXISTENCIA

Observando tu anmala existencia
veo que con los trtaros compites,
en rimar tus sonetos, y repites
hasta lograrlo siempre y a conciencia.

No digo que no exista prepotencia
cuando echando piropos te derrites,
y ni un solo gazapo te permites
so pena de imponerte penitencia.

Que siendo los artistas prepotentes
con el ego hasta cuecen sus morcillas
por no desperdiciar protagonismo.

Quizs t y yo pecando de inocentes
por no liarla apagamos las cerillas
por si alguien nos acusa de intrusismo.-

3

LAS VANIDADES DE CUALQUIER ARTISTA

Las vanidades de cualquier artista
estn contaminadas, y no en vano
afectarn a todo ser humano
que por el mundo vaya de purista.

Mejor que a su razn pase revista,
si mentando la vida del pagano
pinta con brocha gorda, campechano
hasta exhibir sus dotes de alquimista.

Por semejante controversia expongo
que harto por el mundo de los celos
me muevo como pez en el Pacfico,

donde poner de ejemplo a ti te pongo
aunque a veces me tiras de los pelos
por ver en el soneto un jeroglfico.

Luis Prez


Luis Prez

Copyright Todos los derechos reservados.

Publicado el: 07-12-2016
ltima modificacin: 00-00-0000



editar deja comentario al poema

regresar









portal de la palabra virtual