portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarn nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sbana del olvido portal de la palabra virtualanaMa

CONTRAPUNTO EN FACE CON JULIO G. DEL RO

1

LOS PROFETAS QUE VENDEN....

Los profetas que venden ilusiones
la eternidad prometen al iluso,
quien si en medrar sus intenciones puso
lo que obtenga sern obligaciones.

Que lleno est el planeta de bribones,
quienes ante un ambiente tan confuso
podran arriesgar la piel incluso,
por morir ocupando sus sillones.

Que si vctimas somos de creencias
pienso yo, nos espera un mal camino
aunque cmodo luzca a todas luces,

porque minando vaya las conciencias
creyendo que un descanso igual divino
nos espere entre smbolos y cruces.-

2

GRAN PARTE DE LOS JUICIOS...

Gran parte de los juicios rigurosos
son producto de vagos intereses,
que forjados durante aos y meses
debieron imponer los poderosos.

Por eso hoy una panda de tramposos
corren soltando por doquier sus eses,
como antao lo hicieran los ingleses
quitndose de en medio a los virtuosos.

Pues ya sean ministros o fiscales
sus acomodos van siempre buscando
bajo los infortunios del poder,

cuando corriendo van por sus reales
sin importarles nada que trepando
muchos culos tendran que lamer.-

3

SIN PRESTAR ATENCIN...

Sin prestarle atencin desde la cuna
al infierno me voy con mis antojos,
porque al dejar mis testimonios cojos
ilusin no me queda ya ninguna.

Pudiera ser que estando yo en la Luna
de Valencia, me coman los gorgojos,
y con los msculos bastante flojos
rondarme no me ronde la fortuna.

Quizs la gloria nunca la consiga
y sin certeza al otro mundo vaya
tal cual llegu, sin prenda y bien desnudo.

quien sabe si impoluto por la intriga
mi barba sabia todo se lo calla
porque a besar se niegue algn felpudo.-

4

DENTRO DE M...

Dentro de m una bestia se debate
hasta romperme todos los esquemas,
ojal quiera Dios que no me mate
al meterme en inhspitos problemas.

Que aunque envuelto me vea en mil dilemas
luego hay un ngel fiel que me protege,
al inspirarme lcidos poemas
que mi cerebro cuando piensa teje.

Ojal y quiera Dios que yo me aleje
de ser sin ms narices bueno o malo,
aunque por conviccin me despelleje
y al despertar me lleve el mismo palo.

a saber si el doctor Jekyll me habita
y a combatir a Mr Hyde me invita.


Luis Prez

Copyright Todos los derechos reservados.

Publicado el: 08-09-2018
ltima modificacin: 00-00-0000



editar deja comentario al poema

regresar






















Copyright 2021-2024 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright 2021-2024 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.


           visitas nicas