☰ menú
//



La costurera



Coser con hilo sedoso
telas venidas de oriente
herir el dedo caliente
es siempre tal vez su destino
del triste taller
de esta mujer indulgente.

Hilvana las telas preciosas
a veces a mano mirando con lentes
la aguja que pincha vestidos
teñidos en fuentes carentes de aroma
y en mil ocasiones sujeta botones
de nácar que brillan cual soles
o hebillas nupciales cual blanca paloma.

La máquina Singer trastorna su oído
y sigue el chasquido de un hilo que corre
travieso, con fuerte latido.

Chaquiras, ojales y mil lentejuelas,
bordados con rosas, mujeres hermosas
que piden vestidos sin bolsas y ciertas
piruetas al taller de la costurerita,
pues siendo tan gordas, exigen su ropa
para verse muy guapas y siempre esbeltas.



Julio Serrano Castillejos

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 26-08-2019
Última modificación: 00-00-0000


página personal de Julio Serrano Castillejos


editar deja comentario al poema

regresar






Copyright © 2021-2024 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2021-2024 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.