portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

CONTRAPUNTO EN FACE CON HOVITO MORE

DÉCIMAS ESPINELAS

La suerte por la que abogo
yo, resulta sospechosa,
que mal pinta aquí la cosa
que sin aire ya me ahogo.
Quizás requiera de un logo
con el cual me identifique
que nadie me lo critique
de la noche a la mañana
porque así le dé la gana
según le rule la psique.

Que teniendo el sol de frente
en milagros yo no creo,
que si ver claro no veo
mi cerebro se resiente.
Ojalá que indiferente
me plante en el nuevo año
que si igual me las apaño
y al dos mil veinte más dos
llego, gracias doy a Dios
tal y como está el paño.

Pues sin tino mi chaveta
quedando va sin aliento,
si sonando todo a cuento
volver quiero a la peseta.
Que bien lejos de la meta
esta perenne inquietud
hundidos en un alud
el virus aquí nos tiene
sin que aún nadie lo frene
con notoria exactitud.

Y es que sentiros ufanos
sea en junio o en abril,
con un panorama hostil
suena a sueños antillanos.
Tanto que de pies y manos
atados hoy nos movemos,
si amenazados nos vemos
por la inesperada hambruna,
quiera Dios que por fortuna
no veamos sus extremos.

Que una marea imborrable
en el mundo está dejando,
mientras que a todos temblando
nos tiene el muy miserable.
Ojalá mañana un cable
nos pueda echar la vacuna,
porque resulte oportuna
y al dicho bicho lo mate
sin que nos pida un rescate
por despacharle a la luna.

Quien sabe si sin domar
el virus vino de China,
y campando cosa fina
no ha cesado de matar.
Y es que locos ya de atar
tiene a investigadores,
científicos y doctores
buscando cualquier remedio
y también con el asedio
que sufren nuestros mayores.


Luis Pérez

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 31-12-2020
Última modificación: 00-00-0000



editar deja comentario al poema

regresar









portal de la palabra virtual