portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

Una Rosa y un Clavel

Una rosa y un clavel
en un jardín se encontraron
y al conocerse, se amaron
con limpio y noble querer.

Luciendo sus bellas galas
al altar de Dios se fueron,
y allí juramento hicieron
de fidelidad sagrada.
Dios al verlos sonrió,
y los bendijo amoroso
como padre cariñoso,
y un beso santo les dió.

El sol decoraba el marco
de este cuadro a lo divino,
cual surtidor de oro fino,
de un Sacramento tan santo.

Ellos de emoción transidos
en su corazón guardaron
el amor juramentado
¡vivir para siempre unidos!

Y la más cumplida dicha,
os aguarda si lo hacéis,
allá en el eterno Edén
en donde Dios siempre habita.

Una rosa y un clavel,
se han unido para siempre,
con bello lazo tan fuerte
que ya imposible romper.

Enhorabuena y plegarias
para que felices sean
a Dios las gracias le da,
para que esta boda sea
por toda la eternidad.


http://humano.ya.com/teresitavz


Teresita Vázquez

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 28-03-2002
Última modificación: 15-06-2002


página personal de Teresita Vázquez


editar deja comentario al poema

regresar









portal de la palabra virtual