portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

EL CONSEJO

Una noche de verano
te vi muy sola y muy triste,
aquél no era el lugar
y muy sola allí estuviste.

Yo me acerqué muy despacio
y tú al verme, te asustaste,
yo sonriente te dije
que sólo quería hablarte
y también aconsejarte
que no estuvieras allí.

No era el lugar adecuado
que una niña fuera sola;
como de noche ya era
eso me lo pareció,
pero al tenerte muy cerca
vi una mujer muy hermosa
con la mirada tan triste
que me dió pena de ti.

El lugar no era adecuado
por eso me sorprendiste,
con cuerpo de una mujer
pero con cara de niña
buscabas unas monedas
pues tu madre estaba enferma,
por eso necesitabas
lo que allí estabas buscando.

Una amiga te lo dijo
que fueras por ese barrio,
iban hombres con dinero
buscando sólo placer
pero te pagaban bien,
eso te dijo tu amiga.

Yo al ver el engaño vil
del consejo que te daba,
te dije que no era buena
y que te fueras de allí.

Me miraste muy curiosa
porque así te aconsejaba,
es que puedo ser tu padre,
por eso yo te aconsejo
este camino que llevas
antes de que sea tarde,
te vayas para tu casa
acompañar a tu madre.

Y sacando mi cartera
te di lo que yo tenía
y una tarjeta también,
para que por mi casa fueras.

Tengo mujer y dos hijas
ellas pueden ayudarte
y saber aconsejarte
y que este camino dejes,
¡eres joven todavía!
y si te quedas aquí,
rodarás por la pendiente
que es difícil de salir.

Llorando me dio las gracias
y un beso me quiso dar,
yo la rechace al instante
solo pensé en mis dos hijas,
de la suerte que tenían
y que ellas le ayudarían
que ese camino dejara.

Dios me envió en esa noche
pues nunca solía ir
y fue la casualidad
que pasara por allí.


http://humano.ya.com/teresitavz


Teresita Vázquez

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 05-05-2002
Última modificación: 00-00-0000


página personal de Teresita Vázquez


editar deja comentario al poema

regresar









portal de la palabra virtual