portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

A MI DULCE MADRE


Quien para comprender mis alegrías.
Quien para aliviar mis desalientos.
Quien para disminuir mis agonías,
quien para compartir mis sufrimientos.

Quien para ayudarme en la caída,
quien para perdonar mis cien errores.
Llamándome a su vez ¡hija querida!
sin gritos, sin insultos, sin rencores.

Ese quien eres tú ¡madre querida!
Y aunque muy lejos de mi vida estás,
alumbras el sendero de mi vida.
con esa luz ¡que solo tú me das!


Aurora Garcia

Copyright © Todos los derechos reservados.

Publicado el: 09-05-2002
Última modificación: 00-00-0000


página personal de Aurora Garcia


editar deja comentario al poema ver mensajes ver comentarios al poema

regresar









portal de la palabra virtual