portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

Listado de poetas en orden alfabético


A-B-C-D-E-F-G-H-I-J-K-L-M-N-O-P-Q-R-S-T-U-V-W-X-Y-Z-

Julio Serrano Castillejos

páginas: << < 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 > >>

 
Nací en la soledad

  Nací en la soledad de un claustro oscuro sin pronunciar resabios o palabras y ayees lisonjeros y pude para entonces amordazar heridas y saltarme las crestas del infierno. Nací en los ...

 
Díjole el mar...

  Díjole el mar a la creciente luna las cuitas escondidas del momento en las fatigas de la blanca bruma. Y quiso con fulgor clarividente la luna contestar, en un letargo casi eterno y tal ...

 
Las elecciones

  El primero de julio votaremos: flamantes diputados, conspicuos senadores pero además al nuevo presidente que puede resultar muy de repente la copia de los pillos del pasado. El ...

 
Cuando dejé a mi madre

  Dejé a mi madre desvalida y sola en la urbe más grande de mi mundo y con amor profundo recibí de niño todas sus cartas y en ellas sus caricias selladas con el néctar de sus besos y con ...

 
El sol de mi vida

  Cuando decaiga el sol en lontananza con celestial decoro y el deshojar de impuras margaritas buscaré tu regazo y el vergel de tu vida tan florida. Y hallaré la flor más pesarosa de aquel jardín ...

 
De tanto... en tanto

  De tanto reír y de llorar tanto atormenté las penas de mi cuerpo y pude ayer decir el suave canto en mares procelosos y el desierto. De tanto verte y de amarte tanto mi nave la conduje hacia tu ...

 
Sinécdoque

  Reptando el camastro como gato tirose a la playa de mis besos y confundida en todos mis excesos durmiose entre mis brazos aquel ...

 
Anáfora

  Cuando quiero llorar y ya no lloro siento una congoja, tan honda y tan suprema mi congoja como aquel llanto que por siempre ...

 
Como ágil golondrina

  Surcabas como ágil golondrina dejando por los aires tu honda huella y en tu alas de límpida doncella quebrose el carmesí que te ilumina. Era la tarde silente y mortecina lejana como el sol ...

 
Mi camino

  Poema dedicado al gran escritor Carlos Fuentes en la fecha de su muerte.15-V-12 Hoy, tomo mi camino siguiendo los acentos de la espera, los mares trasnochados del destino el claro que ...

 
Delitia carnis

  Con singular delicia hundí en tus carnes mis dedos amorosos y felinos, mientras vi en tus labios tan divinos el resplandor de tus doradas tardes. Crispose el mar azul en sus destellos y ...

 
Mi poema número 400

  Tener ímpetus para escribir cuando se está en la tercera edad y ya avanzada es un milagro de Dios sobre todo con la incapacidad de un síndrome del túnel carpiano que ha afectado ...

 
Sembré un jardín

  Sembré un jardín de amores y premuras en el solar divino de mi huerto y en las sombras furtivas del desierto creciéronle al jardín ciertas dulzuras. Eran sus flores llenas de ternuras y ...

 
La huella

  En el sitial espeso de tus pestañas negras y rizadas puse con sutileza una huella, ardiente como lava y quiso así la rutilante estrella convertirse en la traza de ...

 
Los regalos de Dios

  Dios contento me regaló la vida, los cuentos de mi nana, dos padres que extraño todavía la sonrisa radiante de mis labios, mil maneras, resabios, una esposa en verdad bella y querida, mas ...

 
En cuaresma

  Celebraré en cuaresma el corolario de entregar mis bajeles de la brega al urólogo anárquico que llega en plena lobreguez de mi santuario. Silenciado el bacín del urinario en el bastión ...

 
Yo...

  Yo... dije ayer las últimas palabras del verso encendido de mi vida y tuve para siempre la puerta de la aldea de aquella heredad reconvertida. Yo... puse ayer en la verdad suprema del ...

 
Sueño sideral

  Me voy tal vez al fin del universo o al valle cavernoso de la Luna para palpar caricias, para sentir tus manos: ¡Oh..! noche tormentosa sin cabeza. Me voy al escondite de la nada, al fin del ...

 
Mis nietos

  Seis diablillos siempre inquietos van corriendo por mi casa donde todo... y nada pasa en los rincones secretos donde juegan estos nietos. Son los brotes de mis hijos y en verdad... ...

 
La libertad

  La libertad es aire de los mundos y piel que en la desgracia se aniquila, barullo de mi boca y sombra cardinal y lisonjera de la edad primera. Es idea sin reproches, banquete sin mendrugo y ...

 
Limo y paja

  Limo y paja tenía el solar nativo, plagado de ilusiones y quiso la virtud siempre sumisa ardiente como fragua brindarme sus migajas, su bruma, su carbón y sus cenizas. Y cuanta ...

 
El matraz añil de Pinocho

  En el matraz añil de la inconsciencia seré como Pinocho, y volando en las colas de un cometa visitaré al tiempo... a la cauda del alma y al suelo poli forme de la ciencia. Y digo para mí: ...

 
A mi esposa

  El día en que perdieras a tu padre lloró tu faz de quince primaveras y fueron las primicias de esa tarde sentidas madreselvas y lágrimas dolientes de tu espera. La fuerza del destino ...

 
Verso blanco

  En el pedestal de roca vi a lo lejos tu figura, con la falda volandera y los percales unidos acariciaban tus muslos. El suave viento golpeaba esa llama de tus ojos. Cuanta luz en la ...

 
Aguafuerte

  Te pinto al aguafuerte en placas medioevales y desnuda y con el sol de frente entre cierro los ojos, aquellos mis ojos tan intrusos. Y para ver tus formas de dulce compostura te busco en los ...

 
Vino, rosas y mujeres

  Hoy brindo por el vino y los pasillos dulces de su aroma, por el verde de un camino por un nuevo amanecer y el salmo virginal que bien se inmola. Brindo por lo que tuve bien del vino en las ...

 
Soñé anoche

  De un sueño inmejorable el sol meció la tarde en tus caderas, que con su signo tienen el toque transparente que lucen en diciembre tus ojeras. Y en esa tarde azul, ambivalente, de ...

 
Liras, pendones y claveles

  Te pinto con pinceles de Picasso y el lienzo de la vida se desnuda ante ti y sea el ocaso como una perla ungida si eres joya impaciente de mi abrazo. Te cincelo fugaz en el retazo de la nube ...

 
Algún día despertarás

  Algún día despertarás tan lejos de mi pecho y de mis besos sin sentir en tu alma mi presencia. Y lejos de tu sombra tal vez caminaré en el porche pagano y sin esencia como oscuro fantasma ...

 
Agua y fuego

  Agua y fuego tenía la luz temprana sin sorna y sin jactancia de las tibias mañanas de mi pueblo, donde la lluvia que caía del cielo, altiva y muy señera amortajaba los polvos de la noche ...






















Copyright © 2021-2024 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2021-2024 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.


           visitas únicas