portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

Listado de poetas en orden alfabético


A-B-C-D-E-F-G-H-I-J-K-L-M-N-O-P-Q-R-S-T-U-V-W-X-Y-Z-

Julio Serrano Castillejos

páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 > >>

 
Los cantares de mi pueblo

  Canto a mi pueblo hermoso con mi voz hoy mañanera a sus campos al sentimiento a sus rojizos tejados a sus mujeres galanas de las faldas volanderas al viento de las montañas y a las ...

 
Morir

  Morir, es salir del cuerpo con el permiso de Dios, en agonía, dejar la historia de la vida en la ovalada Tierra, en la tristeza y dar el salto mortal en sintonía hacia esferas lejanas, ...

 
La línea de la vida

  No importa que la suerte te rechace en ese cuerpo que tu ser habita el alma vence y nunca se marchita en el segundo que a la vida nace. Si el amor te hiere y en ti gravita la ortiga del dolor, ...

 
Cómo me gustas...

  Me gusta el fresco de tu sonrisa los vaivenes suaves y francos de tu pelo y la luz de tus ojos. Me agrada la prisa rumbosa de tus pasos cuando caminas majestuosa a mi lado, tomada de mi mano. ...

 
Sensualidad

  Recostada en la blanca y mullida almohada me recibes amorosa con tus ojos sugestivamente tristes como el alba de todos los diciembres, con esas manos firmes como un toque de queda y con tu ...

 
Horas eternas

  Horas y minutos tenía la sombra del tiempo tan difuso de mis días y en ese transitar del ensayo de algunas alegrías rendí homenaje al paso de sabrosas amarguras y por supuesto también a ...

 
Las fiestas de mi pueblo

  Drama y gracia tenían los manantiales del manto más urgido de la noche y en ese su derroche los sapos festinaban con urgencia en el convulso charco y las ranas gritaban su vehemencia. Era ...

 
Como soldado de plomo

  Me quiero morir de pie como soldado de plomo y llevarme en el pensamiento tus palabras sonoras y al pelo las fuerza divinas del viento. Morir con los brazos cruzados, de tu boca un beso en ...

 
Amor mundano

  El amor es mundano y en ocasiones, lo adivino, suave como el viento pero a veces ardiente como el fuego como arca que navega en el hechizo, nos deja sin aliento con paz, con impaciencia se ...

 
No puedo escribir

  No puedo escribir si no decoro mis palabras de hoy nacidas al compás de mis pasiones en este mundo urgido de vehemencias en pos de luchas insistentes que expandan de nuevo mi bandera y ...

 
Cuanta ansiedad

  Sí, cuanta ansiedad tienen mis palabras mal llegadas como las olas furiosas a la playa, y en esa arribazón sin atalayas, romper las fauces de canallas y el bronco transitar de sin ...

 
Naciste un 30 de mayo

  Naciste un treinta de mayo entre flamboyanes bellos y entre montes verdes ensartando flores para tu rey lacayo. Eran los aromas de la triste fuente del parque central el refugio de tu ...

 
La conciencia

  ¿Qué es la conciencia? Tal vez el goce de todo lo pasado o la libre majestad del pensamiento, las cosas más calladas e ignoradas o el toque magistral del sentimiento. No tiene libertad ...

 
Me encantan mi casa y mi pueblo

  Me encanta mi casa porque en ella crecieron mis hijos con la ayuda de una linda señora en el deleite de tardes hermosas y ardientes de limpia bonanza. Y en albos días el aire sacude los ...

 
Frutos y alma

  Frutos y alma tenía mi amado pueblo de las horas furtivas del pasado y en ese devenir de noches tan inquietas marché con nuevo aliento y gran empeño hacia los cuatro vientos. Era mi pueblo, ...

 
Yo pude caminar

  Yo pude caminar en la espesura del drama transparente de la vida que suele transitar en los caminos sin formas sin compás ni cuadratura. Y en ese caminar, por siempre ardiente, yo tuve al ...

 
Patria mía

  Patria mía, tan hermosa y bendecida floreciente como el día eres lozana y pajarera en tus vergeles temblorosa como fiebre y llevas para siempre los colores de sandía. Son tus breves ...

 
Mi altar de muerto

  Cuando esté en el otro mundo pediré mi altar de muerto en la sala de mi casa con mis chimbos, mis manzanas, mi botella de tequila y también de calabaza mis pepitas bien doradas. Quiero ...

 
Estoy infinitamente triste

  Hoy estoy infinitamente triste, mucho más que una estrella desolada o un ciervo hambriento y sin mirada como una ave perdida de su nido o una arruga de sábana olvidada. Pues sí, estoy ...

 
Sol y sombra

  Sol y sombra tenían las calidades de los años rumbosos de mi infancia y en la forma suprema del concepto justiprecié el silencio de las horas, el tesoro borrascoso de la nada y mis padres ...

 
Si...

  Si, quiero devolverle a mi terruño la miel primera los tiempos candorosos de añoranzas y dar así mi esencia diletante y fe cimera y mis penas lloradas sin consuelo. Quiero volar al ...

 
El artista

  ¿Cómo puedo escribir en la paredes partituras de músicos excelsos o versos exquisitos con dos dedos y escuchar tal vez las notas más profundas de un bosquejo? El artista es tangible en la ...

 
Pinceladas a una hermosa

  Era jardín su llanto su tez enredadera, era su suprema mano la primera evocación del sueño y su voz el dulce murmullo de su canto. Era el divino brillo de su pelo como la cascada azul que cae ...

 
Poema a mi octavo nieto

  Te quiero cantar, mi Diego una canción temprana en diciembre y en enero al despuntar la mañana, que te despierte ligero como avecilla sin sueño y en tus ojitos redondos se vea el derroche ...

 
Te quiero tejer de seda

  Te quiero tejer de seda pedazos de un corazón, el viento de una ladera y el canto de mi pasión. Mi chata, cosita linda muñeca de ensoñación te quiero por consentida y doy gustoso la vida en tus ...

 
Yo pude saborear

  Yo pude saborear galanterías y el néctar de placeres muy mundanos vivir con alegría las horas del calor que hoy nos damos en modernas y audaces simetrías. Yo supe caminar en la distancia ...

 
Yo pude paladear

  Yo pude paladear de cien mujeres la espiga tenebrosa de la vida y en ocasiones perdiendo la partida surcar con valentía la nota del dolor y los placeres. Yo pude saborear a media noche los ...

 
No puedo navegar

  No puedo navegar el alto río sin la nave gloriosa de tus besos ni etiquetar tus pasos peregrinos en lo fastuoso de tus castos rezos. Enjúguese, pasión tan inaudita, de este mi corazón de ...

 
El ritual de tu cadera

  Me emociona el ritual de tu cadera en el verano sereno de tus pasos y el ritmo sensorial de tus ocasos surcando en retirada a tu manera. Novia blanca, soñé honda quimera el dócil proceder de ...

 
Rondar por el valle

  Sí, quiero rondar por el valle angosto del Sabinal eterno y a la tarde robarle sus espigas del camino sentencioso y formar con ellas bellas cestas y mil cosas. En la noche, si yo pudiera, ...









portal de la palabra virtual
















Copyright © 2005-2007 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2005-2007 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.


           visitas únicas