portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

Listado de poetas en orden alfabético


A-B-C-D-E-F-G-H-I-J-K-L-M-N-O-P-Q-R-S-T-U-V-W-X-Y-Z-

Julio Serrano Castillejos

páginas: << < 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 > >>

 
Puedo tener un sueño

  ¿Puedo tener un sueño tibio como el verano, dulce como las frutas, con sabor de nostalgia? Y si nunca despierto debo dormirme en tu mano. Puedo tener un sueño y después también hallar el ...

 
Político y payaso

  Político y payaso bufón del medio día, enséñame tu gesto congelado y las palabras necias de tu verbo. ¿Cuándo vas a pulir mi pensamiento o vas a amortajar mi blanco sueño sin burla y sin ...

 
Prendiste con rigor

  Prendiste con rigores abismales al ávido fulgor de mi ventana y luego con pasión tal vez temprana, hablaste de tus signos patriarcales. Pude entonces en altos ventanales urgidos de la ...

 
El bosque

  En el bosque de aves pesarosas de aldeana simetría hoy, hallé las flores, hallé los trazos de todas tus primicias y también las abluciones cadenciosas de un caminante ciego orientado del ...

 
Las gotas de mi llanto

  ¿Cómo secar las gotas de mi llanto de todos mis delirios y volver al pasado del destino? ¿Cómo dejar sin frutos ese sino a nombre del martirio si curo cicatrices con mi manto? Enjúguese ...

 
Noble deidad

  Noble deidad de mágica belleza hablemos del amor serenamente, de flores, de ilusiones y la suerte que turba del honor nuestra cabeza. De los tiempos, de toda tu entereza, del amplio ...

 
Raices

  Eché raíces al agua de la noria y al cruento pedestal de los caminos, sin sol, sin luz, sin monte en la hondonada virgen del destino. Eché raíces como árbol solitario y cubrí con mi sombra los ...

 
Quiero ser un buen viejo

  Quiero el recuerdo fustigar en las nostalgias y darle a la días las horas que me quedan para traslucir feliz lo pausado de mis penas. ¿Cómo bordar los meses que me restan si no tengo el ...

 
Surgiste tú

  Nublada la ilusión del cielo impuro brindé ayer mi alto vasallaje, surgiste de la nada sin ultraje y me miraste con mirar seguro. Loca piedad de tu portal oscuro vistió las galas del ...

 
El miedo

  Tengo miedo a las sombras sepulcrales, al golpe de un castigo, a los vivos, al árbol fenecido, a torvos animales y a todo lo que tuve por fingido en aras de mis gozos materiales. No temí a los ...

 
Ayer lloré y ya no lloro

  Lloré al orto de esa luz sombría, si, al paso de un cuerpo amortajado, la espina del dolor, la noche fría en los tiempos rendidos del pasado. Y lloré también así toda agonía del íntimo pudor ...

 
El hombre y sus pasos

  La primavera del pensamiento nace en la infancia y es como un pájaro herido pues quiere volar y no puede, pero aprende rápido y deja constancia de sus múltiples fracasos. A continuación se ...

 
Los miedos del poeta

  No puedo competir con mis miedos ni con mis soledades y mucho menos con la injusticia de los hombres que administran las leyes. Me da miedo pensar como persona pues prevalecen los ...

 
Lloro soledad

  Hoy lloro soledad, lloro el tesoro de mis amigos que tal vez se han ido de este mundo mendaz y muy sufrido en plena juventud y con decoro. Lloro a la vida, a la que tanto adoro, al momento ...

 
¿Me embrujó mi esposa?

  No es ectoplasma de embrujo lo que me causa pavor ni tampoco el estertor de un gitano muy cambujo. Una mujer me sedujo muy coqueta y muy rumbosa y resulta hoy mi esposa esta ...

 
Hitler y el tango

  Yo te digo en plan mafioso y lo digo rumorando que a un esqueleto rumbeando lo vi metido en un foso. Y lo digo muy gozoso con memoria diligente que bailaba solamente con paso ...

 
Las costumbres extranjeras

  Las costumbres extranjeras que nos inculcan ladinos me producen desatinos y pasiones lastimeras. Los latinos de a deveras no queremos importar el agua que da la mar ni ...

 
Certidumbre

  Quiero ser tu razón, tu fe, tu ideario, y tu noche tal vez más desolada la ilusión para ti desesperada y en tu pecho un sagrado escapulario. Tus lágrimas besar así a diario con la boca ...

 
Pirámide de arrullo - II

  Pirámide de arrullo y corona que flota en la resaca, archivo de mis besos. Mujer que ríe y canta desdoblada en dolores, espejo de mis noches y miel en mi garganta rendiste para mí los ...

 
Fuego arrebatado

  A un fuego arrebatado voy a uncirme en el cadalso de la vida impura y así romper sonriente mi atadura en la batalla antes de rendirme. Los ánimos de ayer han de decirme como arribar al campo ...

 
Al hogar arrebatado

  Hogar arrebatado ha de unirme y a traslucir entonces con la vida mis horas y carismas. Al toque del tam-tam voy a medirle los dobleces del llanto redimido, la red de la nostalgia y el ...

 
El corazón... medir

  Yo no sabré el corazón medirte ni redimir tu vida en el atrio de altas catedrales y luego seducirte si riegas el terreno de mis males con la fuente del agua maldecida. Si, el corazón podré ...

 
Cuando la muerte...

  Cuando la muerte cierre mis sentidos se posarán tus manos como aladas y suaves mariposas en la frente mía, entonces sentiré la burbuja del cosmos en la insondable noche del estrecho ...

 
A la ciudad de México

  - I - Tus horas son fugaces al incienso de lustros coloniales y a las hondas pasiones que yo siento de un Zócalo capaz de resguardar instintos parroquiales. Te enseñas optimista en ...

 
El claustro

  Hoy, tu claustro será el mundo consumido, los dobleces del manto de la nada y el toque siempre audaz del cielo y la luz de una mirada. Tu claustro han de ser los años idos, el puerto de tus ...

 
Japón no ha muerto

  Aporte sustancial de angustias solas me regaló audaz el pensamiento al sentir a Japón en un momento disuelto en terremotos y en las olas. Con sus ojos oblicuos los nipones si están ...

 
Mis disgustos

  Me disgustaba que se me cayeran los dientes de mi infancia y también que de noche se me aparecieran los fantasmas. Cansado de escuchar mi rítmico corazón en los pliegues de la almohada ...

 
Soy feliz

  Soy feliz con lo que soy soy feliz con lo que tengo y entre tanto me entretengo en las artes donde estoy. Si vengo de ida o si voy te pido no desconfíes, al momento en que sonríes a ...

 
Recién casados

  Hicimos nuestras vidas del rodar del tiempo, de mil desvelos y de otras muchas madrugadas. La voz de la ciudad caía como la soledad al alma. Tú tan noble y serena y yo con mis trajes ...

 
Hoy no he de escribir.

  No puedo escribir si no tengo cerca el roce de tus manos y tus ojos paganos y colosales, esos inmensos ojos que me miran desde hace cincuenta años, cuando pensábamos a diario en el paso de ...






















Copyright © 2021-2024 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2021-2024 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.


           visitas únicas