portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

Listado de poetas en orden alfabético


A-B-C-D-E-F-G-H-I-J-K-L-M-N-O-P-Q-R-S-T-U-V-W-X-Y-Z-

Julio Serrano Castillejos

páginas: << < 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 > >>

 
Nadie

  Nadie imita mi voz ni mi lamento ni las cuerdas tañidas de mi lira, el verso que tras frondas hoy respira es forma personal del sentimiento. Es tal vez sin saber, mi propio acento la ...

 
Mi poema número 200

  Hoy escribí mi poema número doscientos. Hijo híbrido de la ociosidad, compañero de mis soledades y vestigio omnipotente de mis ideas. Nació curiosamente sin rima y sin métrica e ...

 
C u a r t e t o .

  Si no puedo ya vivir recordando lo aprendido prefiero mejor morir que vivir... en el ...

 
Una fiesta de tortura

  No tiene el redondel la donosura ni tampoco un asomo de decoro, ya pierde nitidez el amplio foro ante la muerte de un valiente miura. El torero decrece en su hermosura y por eso en versos yo ...

 
Flecha encendida

  Flecha encendida no eres ni tampoco eres de lino ni pena ni castañuela y mucho menos un cirio. Eres mi sangre, mi luna, eres sol tal vez perdido, por eso te busco siempre con este amor ...

 
El sembrador

  Fue aquel un sembrador de mares, de lunas púdicas y blancas, entre montes azules, cubiertos de vientos y de presagios nuevos. Un sembrador omnipotente y sin fin Sembró el tiempo, las ...

 
El alma de Dios

  Dios tiene una alma y con ella cubre el universo. Habita en nuestras células, en el abdomen de una hormiga y en las raíces de los árboles. Quien no hubiese sentido el alma de Dios ...

 
A sangre y besos

  A sangre y besos tomaré la plaza de tus amores santos y encendidos para mirarte cual sensible alondra, rendida al palio de tu blanco nido. Hoy, disiparé mis aviesas ansias al centro de ...

 
El gato

  Me escondo atrás de mi nariz un rato para ver pasar al sol y sobre todo para sacudir del pantalón el lodo de las pisadas de mi avieso gato. Micifuz me mira sorprendido y aunque espera de mi ...

 
De tanto pasar

  De tanto pasar por los mismos baches me los he aprendido de memoria. Hay uno que me saluda todas las mañanas y parece decirme: -Adiós Julio. ¿Porqué tanta prisa? Lo rodeo para no pisarlo y ...

 
Canto a Luciano

  Sembraste con tus voces las corrientes de tu canto por todos tan querido, torrente de tu risa seductora... fue tu timbre la copa encantadora del área que enternece su sonido. Tenor ...

 
Erotismo

  Cuando caiga así el gemido a tu pecho, a tus costados, a los versos más mundanos y a tus pies adoloridos, oraré por tus sentidos y tus finas tardes solas para besar las ...

 
El delfín

  Te escondes en el tumbo de las olas y alegras con tus juegos mis matices cuando nadas haciendo tus cabriolas y miras a los niños tan felices. Me encanta tu mirar, tu libre impulso, tu ...

 
Agua limpia

  Agua limpia, salubre y siempre pura, lago tan hondo como el suave viento, tus playas me regalan el acento de fruta verde y a la vez madura. Me anido para ti... en la llanura y en los pliegues ...

 
Doliente arquitectura

  Negrura de pasión, es noble y pura, la endecha donde cabe el sentimiento, es viento suave, luz y fino aliento de tu magia y doliente arquitectura. ¿Pero cómo volver a la negrura de ese ...

 
Elegia a Paula

  ¿Te acuerdas Paula, mi nena, de cómo te vi a los ojos, entre besos y sonrojos aquella mañana buena? Era tu cara serena un lucero en mi camino, del corazón mi destino, de tus padres el amor, ...

 
Divagaciones en azul celeste

  Se enseñan hoy desnudas en el cosmos las horas picarescas de la muerte y a lo lejos los duendes en estadios de horas placenteras y muy lejanas cubiertos de lágrimas y mil presagios. ...

 
Tuxtla de mis amores

  Eres eterna como el oro viejo e incandescente en todo tu derroche y cintilas de lejos como espejo en los perfiles de tu regia noche. Tuxtla, la de mis mágicos recuerdos, de aurora plena y ...

 
¿Cómo poder olvidarla?

  ¿CÓMO PODER OLVIDARLA? Mi mujer por tantos años ¿cómo poder olvidarla? Si era tan pura la pobre como una gota de agua. Sus manos eran dos lirios sus sienes eran de santa. Llegó la ...

 
Romance del torero en el olvido

  Morir, morir en la calle con las manos siempre quietas, lejos del toro y del ruedo y lejos de las tormentas. Me quema así el sentimiento de sólo pensar en no verla, se me pudren las entrañas y ...

 
El maestro

  Maestro, de verdad querido amigo, compañero de todas mis nostalgias y hacedor de valles y caminos, proyectista del faro de mis ansias. Siempre tienes la llama que motiva el profundo y ...

 
Las penas que provoca el llanto

  Las arduas penas que provoca el llanto cuando lloras doliente tus presagios empañan con sus lágrimas mi encanto y entorpecen las voces de mis labios. Las quejas rodarán al son del viento ...

 
Con la piel desnuda

  Voy con la piel desnuda midiendo los pasos del tiempo y camino por cierto con calma tocando los poros del viento, disfruto las nieblas del alba de tarde y en todo momento y las finas cadencias ...

 
El canto del corazón

  Yo soy de pocas palabras cuando traigo el alma herida y dedico mis cantares a aquella mujer endina. Si voy de vuelta o de ida no soy menguado ni tibio y le doy siempre a la vida el canto que ...

 
Se rompe mi tristeza

  No soy de muchos cantares ni le rindo a la tristeza pues evito la flaqueza de llorarle a mis pesares. No respiro por la herida ni soy sumiso o cobarde no hay pleito que a mí me cuadre y me ...

 
Amor... amor

  Si me obsequias tus furtivas ansias y en la copa de todos mis excesos bebes mis tiernos y copiosos besos cuando en tu lecho mi pasión escancias. En el réquiem de aquellos mis amores tu ...

 
Cómo me gustas

  Me gusta el fresco de tu sonrisa, los vaivenes suaves y francos de tu pelo y la luz de tus ojos, colosales y paganos. Me agrada la prisa rumbosa de tus pasos cuando caminas majestuosa a mi ...

 
M a d r i g a l

  Macabra soledad, qué cruel hastío, vivir sin el abrigo de tus besos, están mis ojos y mis manos presos y el corazón muriéndose de frío. Solo estaré ya en la noche oscura, en esta ...

 
Cómo amanecer poeta. Versión II

  Amanece poeta, quien como tú su sangre y su numen ya engalana con el rocío de la flor temprana y ventisca que corre en la montaña. Despierta así también la dulce rosa, la fuente cantarina y ...

 
Sonata de amor

  Yo quiero engalanar audaz tu fiesta de amores blancos, puros y encendidos, para brindarte mi pasión en esta pesada soledad de mis sentidos. Así escucharé el fiel torrente del llanto ...






















Copyright © 2021-2024 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2021-2024 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.


           visitas únicas