portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual
portal de la palabra virtual portal de la palabra virtualno descansarán nuestros versos portal de la palabra virtualbajo la inerte sábana del olvido portal de la palabra virtualanaMía

Listado de poetas en orden alfabético


A-B-C-D-E-F-G-H-I-J-K-L-M-N-O-P-Q-R-S-T-U-V-W-X-Y-Z-

Julio Serrano Castillejos

páginas: << < 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 > >>

 
La vida cotidiana

  En la versátil vida cotidiana de mi alma jamás acongojada gozo el tiempo, sentado en mi terraza con sus jaulas de aves cantadoras, su mecedora inquieta las flores tan lozanas y el paso ...

 
Ronda y noche

  Ronda y noche tenía la faz suprema y entusiasta de mi tiempo zurcido de alegrías de un campo exuberante donde a golpe de risas y porfías surgió mi broche y andando proyectó muchos ...

 
No soy un jinete

  No soy un jinete mundano ni el soporte del cielo en la tierra, pues con las cuestas me enciendo en el llano y con el sol se arrebata mi vida y mi suerte. Cabalgo en el monte y en vano me subo al ...

 
Santo y seña

  Santo y seña tenía la Patria mía en sus formas dolientes de sirena y cual madre buena me acunó de niño en la fiesta tumultuosa de sus mieles y en rondas y verbenas diome el manto tan lloroso de ...

 
Plata y oro

  Plata y oro tenía la idolatría del tiempo mas sonriente del pasado y en ese caminar tomado de la mano de la mas linda moza mexicana prendí el farol que siempre iluminado llevara mi ...

 
Para morir cantando

  No le canto al deshonor ni a los amores temidos pero si a aquellos nidos donde florece el amor. Es mi voz de ruiseñor, de poeta diligente que gusta bien a la gente por su palabra florida para ...

 
Mini romance

  Se me acabaron las ganas de escribir versos endinos describiendo caracolas y mis momentos tan muinos. Voy a ensartar en la tarde los puñales del destino y en tus ojos de ...

 
Qué...

  ¿Qué estoy pidiendo, la heredad del campo y sus palmeras la fuente de la vida las piedras más pulidas del camino, del mar ardientes sus arenas, miradas muy sonrientes los tumbos boca arriba ...

 
Luces en el cielo

  Puedo pescar palabras e ilusiones surtidas por las nubes, los espectros azules y rojizos de tornados de fuego, también el arco iris de la niebla. Puedo pescar el polvo de diamantes y la ...

 
Romance de la culpa

  Es culpable el asesino y tal vez el agua mala y tiene muy feo destino el que fustiga sin vara. Culpable son desde luego las más ilustres amarras, los secretos en el fuego y de maldades las ...

 
El tejedor de ilusiones

  Teje tus luces y tus brumas buenas y el encendido crisol de una mirada, teje la faz y la visión del sueño y el fruto prodigioso de la nada. ¡Si..! con tus sienes tejerás tu enero la manta ...

 
Vientre y vida

  Vientre y vida tenía el vergel sombrío del parto prodigioso de la noche y en esa soledad del paso patriarcal y misterioso, el lago iluminó con su derroche el sino de la tundra tan umbrío. El ...

 
La veda

  Me está vedado mi bien hoy comprenderte sin besar tus serenos ojos sin sentir tus sedosas manos en la frente mía ni las escorias del jardín amargo, por ello no respondo de mis males ni siento ...

 
Vida y sueños

  Vida y sueños tenía mi fe piadosa en la noble vanguardia de las horas vividas con secuela ardiente y tan gloriosa como el santo surgido de una hoguera. Y en ese caminar tal vez tardío de ...

 
El héroe

  ¿Dónde habita la colosal figura del héroe celestial y transparente? La Patria con mesura se sorprende al verla refulgir en la llanura. Se maquilla en la guerra ambivalente su rostro que ...

 
Un canto en la pradera

  Labrad la tierra, poned el hacha al servicio de la ciencia, caiga la espiga como espada inerte y fluya por el río de sus peñas el colosal torrente. Poned las horas y la señera fuente a la ...

 
Capa y flores

  Capa y flores tenía aquel torero cuajando su faena y el toro lo miraba ensimismado pisar candente arena. La plaza trepidaba de emociones y el tipo caminaba cruzando los talones, ...

 
El desafìo

  Y tuve que aceptar el desafío de pulsar la inclemencia en madrugadas de mis jóvenes amigos en los lindes de mis libros que temblaban en las horas deshojadas. Cuanta inequidad en la ...

 
Los tiempos de la vida

  Yo sé a quien querer a quien uncirme en las cuerdas sonoras de la vida y al soplo de los vientos bien medirle la caída de las hojas y encender mis mil congojas al brillo de la tarde adormecida. ...

 
Nunca yo bajé

  Y nunca yo bajé una mirada ante el rojo crisol de las pasiones a nombre de sutiles emociones en la ruta del sol y de la nada. En ese sol viví apasionada y tranquila verdad entre pendones, el ...

 
Pablo Picasso

  De un lado de la cara pintoles ambos ojos y orejas triangulares y bocas al ocaso. Y fue sabor de rosa su línea fresca y pura de estilos bien ceñidos y tonos obstinados. Con suave colorido ...

 
El domo de la Catedral de Florencia

  De aquella catedral al alto domo Brunelleschi le dio siempre severo la heroica solución, serio y austero: señalando el fin y luego el como. Cuando el genio cerró el alto lomo de ...

 
Circo y risas

  Circo y risas tenía mi casta infancia en el tiempo divino del encanto y pude transitar en las luces prendidas a distancia con payasos, leones y entre tanto el húmedo aserrín mitigaba los ...

 
Aniversario

  ELEGÍA A MI MADRE EN LOS 100 AÑOS DE SU NACIMIETO En un septiembre en día catorce nació mi madre niña tuxtleca y fue su orgullo ser chiapaneca y siempre buena, todo su goce. ¿Porqué a mi ...

 
El derecho y la responsabilidad

  Es de muy buena heredad caminar de trecho en trecho con la frente siempre en alto, respetar el buen derecho sin dolor, sin sobresalto y aunque suene a cosa rara caminar siempre en puntillas ...

 
Déjame ser un digno cadáver

  Cundo yo muera permíteme ser un digno cadáver no me sepultes ni me quemes antes de veinticuatro horas, pues el espíritu no se desencarna tan pronto y abandona el cuerpo cuando ya no hay más ...

 
Los vaivenes del olvido

  Quisiera siempre olvidar las afrentas recibidas, las lozas que carga el tiempo y los tumbos de la vida. Olvidar el gris del cielo, los deslices y porfías, el ultraje de las sombras y ...

 
Luna y cielo

  Luna y cielo tenía mi angosta calle del tiempo riguroso del pasado y en ese caminar acompasado de un nuevo amanecer deduje las penumbras de mi valle. De un valle caluroso y emotivo de ...

 
Le puse corazón...

  Le puse corazón a la substancia con un poco de amor a la inocencia surtiendo suavemente la fragancia en el recodo oscuro de la ciencia sin medir de las notas la distancia ...

 
Mi poema número 500

  Escribir poemas no es asunto de romper records olímpicos ni tarea encomendada a una máquina de fabricar tornillos. Ni yo mismo sé cómo llegué a esta tormentosa cifra y no la presumo ...






















Copyright © 2021-2024 Poeta Virtual Inc. Todos los derechos reservados.
Copyright © 2021-2024 Virtual Poet Inc. Worldwide Copyrights.


           visitas únicas